Reflexiones baloncestisticas de un abuelo cebolleta

Yo soy un poco abuelo cebolleta y el baloncesto de hoy en día, el baloncesto moderno, nos lleva a ver como tíos de 221 que son capaces de no solo tirar con acierto desde largas distancias, sino que son capaces de poner el balón en el suelo driblar con una variedad enorme gestos técnicos, que si balón por la espalda, que si cambio por delante (eso que ahora llaman crossover), que si entrada con paso perdido, que si entrada con paso europeo, etc., etc., etc.

Sin duda todo un avance porque ver tíos así de grandes capaces de moverse como el mejor de los bases o escoltas es todo un espectáculo, pero, porque por desgracia todo tiene un pero, se están perdiendo otras partes del juego que a mi personalmente también me parecen maravillosas, partes con las que este abuelo cebolleta, disfruta.

El pero es que cada vez existen menos jugadores que son capaces de jugar de espaldas al aro, cada vez hay menos jugadores que sepan jugar con sus pies, que sepan “bailar” en la zona como hacia por ejemplo Zoran Savic. (pedazo jugador con el que este abuelo cebolleta…disfrutaba y aprendía, porque yo trataba de imitar sus movimientos…)

Fuente: basicball.com
Fuente: basicball.com

O que sean capaces de realizar ciertos tipos de tiros como por ejemplo un gancho (ya no digo un skyhook sino un simple tiro de gancho), cada vez vemos menos jugadas como realizar un traspiés al poste bajo.(aquí estoy muy abuelo cebolleta)

Se esta perdiendo ese juego en el que cuando recibes al poste y notas el contacto de tu defensor ya sabes como esta colocado, sin verlo, ese momento en que notas su brazo o su cuerpo contra el tuyo (esto me ha quedado muy sexual no¿?) y sabes como esta colocado y por donde tienes que irte, donde tu cuerpo responde de forma automática sin pensar y hace un reverso por línea de fondo o hacia el centro, ese momento en que fintas y cruzas la pierna para anotar tras romper a tu defensor.

Por desgracia cada día quedan menos jugadores que sepan generar al poste bajo, que sepan jugar de espaldas, que sepan en definitiva postear y la verdad para mi eso es una gran pérdida.

Obviamente es una maravilla que un 221 sepa tirar de 3 y que encima lo haga con buenos porcentajes, o que sea capaz de poner el balón en el suelo, pero ya seria la ostia si también supiera jugar al poste bajo, si supiera generar desde ahí, y sobre todo si supiera generarse sus propias canastas desde ahí.

Hoy en día tenemos demasiados ejemplos de jugadores interiores que son terriblemente limitados, jugadores que solo saben anotar en situaciones en que solo han de meterla para abajo, situaciones en que no se les exige mas que potencia física, pero no talento técnico.

Hace tiempo me dijeron una cosa que por un lado me alegro y por otro me entristeció, fue en Mataró donde mi buen amigo Julio Garrido me invito a jugar un partido con los veteranos del Boet. (ojo que viene historia de abuelo cebolleta):

fuente: Baloncesto en AS.com
fuente: Baloncesto en AS.com

Durante el partido recibí un par o tres de balones al poste bajo y me los jugué de espaldas al aro, que si un reverso por línea de fondo, que si un traspiés para acabar con un semigancho de derechas, que si un botar, saltar cayendo en un tiempo, fintar y cruzar pierna.

Fueron gestos técnicos muy simples, muy sencillos, vaya nada del otro jueves pero al acabar el presidente del club, con el que nos fuimos a cenar, me dijo, hacia mucho tiempo que no veía a nadie moverse al poste bajo.

El baloncesto es un deporte maravilloso, lleno, no repleto de pequeños gestos técnicos que lo convierten en espectacular, y para mí es tan espectacular un triple tras un stepback(paso hacia atrás) como la jugada en que alguien al poste finta, hace saltar a su defensor (o defensores) y acaba tirando tras cruzar la pierna.

Se que es difícil, pero quizás sería bueno que intentáramos, sobre todo en formación, no solo enseñar a los niños a tirar de lejos, sino  también que supieran jugar de espaldas, tanto a los niños grandes como a los pequeños, porque eso les daría más recursos a la hora de jugar.

Si lo sé, soy un tío anticuado, al que le gusta un baloncesto anticuado, pero no lo puedo evitar, y es por eso por lo que cuando veo jugar a jugadores como Tomic, como Lorbek, incluso jugadores como Bourosis me emociono, porque son jugadores que desde el poste bajo son capaces de tener recursos.

Ayer en esta misma pagina os hablaba de DeAndre Ayton, un jugador que quizás sea un poquito el paradigma de lo que debería ser, un jugador que domina el poste bajo y a la vez sabe tirar de fuera y quizás eso es lo que deberíamos buscar, lo que deberíamos entrenar en formación, jugadores que tengan recursos tanto desde fuera de la zona, como dentro de ella y no solo gente que solo sepa hacer un pick&roll (o pop) y meterla para abajo o en un tiro abierto.

En fin, me puede seguramente mi abuelo cebolletismo, pero no puedo ni quiero evitarlo, y el otro día, con mi hija nos fuimos a jugar a basket, ella tiene 8 años y no pude mas que decirle, Carla si estas de espaldas al aro…puedes hacer esto (le enseñe a hacer un simple spinoff, un simple reverso al poste, mas que enseñar se lo mostré), y sabies que…le medio salio un par de veces…y yo, engorde 10 kilos (más)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.