Bob McAdoo era un 4 moderno cuando aún nadie sabía que era un 4 moderno

Cuando un jugador durante su carrera promedia 22.1 puntos, 9.4 rebotes y 2.3 asistencias podemos decir que estamos ante una estrella, y si encima lo hace revolucionando la posición de 4 y siendo un adelantado a su tiempo es que hablamos de un mito, y lo cierto es que Bob McAdoo era una autentica estrella y un autentico mito del baloncesto, una estrella que brillo tanto en la NBA como en Europa, podríamos decir que Bob McAdoo era un 4 moderno cuando aún nadie sabía que era un 4 moderno

Robert Allen “Bob” McAdoo nació en Greensboro, Carolina del Norte, USA el 25 de septiembre de 1951 y era un ala-pívot de 206 de altura y unos 95 kg de peso.

Bob McAdoo empezó a jugar en la Ben L. Smith High School de Greensboro donde aparte de jugar a baloncesto participo también en el equipo de atletismo y toco el saxofón en la banda de la escuela.

A nivel de básquet en su año sénior ayudo a su escuela a llegar a las semifinales estatales tanto en baloncesto como en atletismo, estableciendo además un récord estatal de salto de altura.

bob mcadoo,lakerrs,nba
fuente: espn.com

Tras la High School Bob McAdoo se incorporo a la Vincennes University de Vincennes, Indiana donde jugaría de 1969 a 1971 con quienes conquistaría en 1970 el campeonato nacional y a título personal Bob McAdoo conseguirá en 1971 ser escogido junior Collage All-American.

El que sería su tercer curso universitario lo hizo en las filas de Carolina del Norte, los Tar Heels que entrenaba el mítico Dean Smith, con los californianos se coló en la Final four tras conseguir un record de 29-5, George Karl que jugó en los Tar Heels la misma temporada  que Bob McAdoo dijo sobre él:

“Bob llegó a un buen equipo y lo convirtió en un equipo excelente”

Esta temporada sus números fueron espectaculares, 19.5 puntos y 10.1 rebotes algo que le trajo más reconocimientos personales como son el ser escogido en el primer equipo All-american y a alzarse con el MVP del ACC Tournament.

Sus números y su juego evidentemente llamaron la atención de la NBA, llevándole a ser elegido en el número 2 del draft de 1972 y siendo el equipo que lo selecciono los Buffalo Braves, pero para ello Bob McAdoo tuvo que pedir un permiso especial para salir de la universidad un año antes.

bob mcadoo,nba,europa,italia,lakers,milan
fuente: NBA Trades

La verdad es que el impacto de Bob McAdoo en los Braves fue inmediato, 18 puntos, 9.1 rebotes y 1.7 asistencias le catapultaron a ser escogido Rookie del año y las tres temporadas siguientes fue el máximo anotador de la competición con promedios de 30.6 puntos en su segundo año, 34.5 en el tercero y 31.1 en el cuarto.

La temporada 74 – 75 consigue hacerse con el título de MVP de la NBA gracias a unas medias brutales de 34.5 puntos, 14.1 rebotes y 2.12 tapones por noche y consiguiéndolo con unos % del 51.2% en tiros de campo y de un 80.5% desde el tiro libre.

Esa temporada fue el más votado para el All-Star con 98325 votos.

Todo parecía ir rodado y Bob McAdoo era una autentica estrella de la NBA, nada ni nadie podía pararle en la pista y dominaba el juego a su antojo, por desgracia apareció algo que si lo paro, las lesiones y  cierta fama de jugador perdedor.

Tras dejar Buffalo en 1976 ficho por los Knicks donde jugaría de 1976 a 1979, de ahí paso a los Boston Celtics, luego a los Detroit Pistons y finalmente a los New Jersey Nets, si miramos sus estadísticas estas son más que buenas pero la sensación del público y los expertos es que su carrera estaba algo estancada y aparte de ganarse cierta fama de jugador ligeramente conflictivo.

Los equipos para los que jugaba no conseguían luchar por el titulo y se le acusaba de ser demasiado individualista, pero lo cierto es que tras salir de los Netas ficho por los Lakers del Showtime, algo que le hizo jugar junto a jugadores como Magic Johnson, Karee, Abdul-Jabbar y James Worthy y que le llevaría a ganar 2 anillos de campeón de la NBA.

Su última temporada NBA la disputaría en los Sixers para después dar el salto ya veterano a Europa, en concreto a Italia donde jugaría aun de 1986 a 1993 pasando por equipos como el Tracer Milano (1986 – 1990), Filanto Forli (1990 – 1992) y finalmente Teamsystem Fabriano (1993) donde se retiraría con 42 años de edad.

Lo cierto es que la llegada de Bob McAdoo a Europa fue brutal y está considerado como uno de los mejores americanos que han jugado en el viejo continente, su primer año en Milán fue para enmarcar, con promedios de 26.1 puntos y 10.2 rebotes algo que ayudo a los milaneses a proclamarse campeones tanto

de la Lega como de la Copa de Europa (torneo que conquistaría en dos ocasiones)

milan,italia,lega,bob mcadoo
fuente euroleague.net

Si miramos su palmarés veremos que tiene los siguientes títulos y reconocimientos personales:

Aparte de estos reconocimientos tiene algunos récords aun vigentes en los Braves (actualmente Clippers) como son el de minutos jugados por partido con 40.1, el de tiros de campo anotados por partido con 11.1 y el de lanzamientos realizados por partido con 22.1

Como jugaba Bob McAdoo

La verdad es que Bob McAdoo fue un adelantado a su tiempo, un 4 moderno en una época antigua, era un rara avis de 206 que era capaz de anotar de lejos, como dice Fabio Anderle en un artículo sobre nuestro protagonista de hoy:

Bob McAdoo en los años setenta fue un jugador que redefinió el papel de los ala-pívots, algo que hizo gracias al talento innato que le permitía crear baloncesto en todas las partes de la cancha.

Fabio cuando le he preguntado como jugaba Bob McAdoo me ha dicho una cosa interesante:

Si te dicen que no defendía, no lo creas… en Italia defendía bien (apostillando quizás en la NBA un poquito menos)

En USA aun se recuerda la tremenda defensa que le hizo Bob McAdoo al Dr. J en el sexto partido de la final de 1982

La verdad es que en Europa era un monstruo y encima se juntaba con otro monstruo en la pintura milanesa, el gran Dino Meneghin, y lo cierto es que eran una combinación de talento ofensivo por un lado y dureza defensiva por el otro.

Bob McAdoo era el talento, la facilidad para sumar puntos, puntos que caían gracias a su excelente mano desde lejos, a su facilidad para fintar y penetrar, a su facilidad para rebotear, a su buen juego al poste, y Dino…bueno, Dino Meneghin era simplemente…Dino Meneghin.

Mi memoria y mi edad me permiten el lujo de decir que lo vi jugar (aunque no mucho todo sea dicho), y la verdad es que simplemente era imparable, su multitud de recursos ofensivos le convertían en una pesadilla para cualquier rival y eso lo hacía prácticamente indefendible.

Su capacidad para tirar de lejos, de cerca, del poste, tras bote, de fintar y penetrar podríamos decir que lo convirtieron en un ala-pívot moderno mucho antes de que ese propio término apareciera.

P.D. agradecer a Fabio Anderle su colaboración y el pasarme el texto en italiano que escribió en su día sobre el gran Bob McAdoo

 

Artículo escrito por : Jordi Perramón  en twittter( @guguseti)

Culpable de cosas como www.pivotworld9.com

del blog www.cosasdejordi.com

Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com para el FC.Barcelona 

Creador y presentador del podcast Flagrant Foul y de Vasketball con V

;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *