SHAQUILLE O´NEAL: “EL ELEGIDO PARA DOMINARLOS A TODOS”

Que mejor forma de empezar…que disfrutando del show y del showman

A lo largo de la historia de la NBA ha habido muchos buenos pívots que han dejado su granito de arena en ella, muchos y muy buenos que han conseguido grabar su nombre en la historia de la mejor liga del mundo, gente como: David Robinson, Olajuwon, Robert Parish etc… seguramente que habrá muchos más dignos de ser mencionados pero sólo unos pocos están en un escalafón superior, los llamados “elegidos” a marcar una época y dominar la liga de forma tan aplastante que su mera presencia en cualquier equipo de la liga convierta automáticamente a estos en favoritos  a ganar el anillo de campeón. Y en mi humilde opinión este el caso de nuestro protagonista de hoy, que no es otro que Shaquille O´Neal, sin duda el pívot más dominante de los últimos veinte años y que pasa a formar parte junto con otros mitos como Kareem Abdul-Jabbar, Wilt Chamberlain y Bill Rusell  en “el póker de los elegidos”.

fuente: www.digitalspy.com
fuente: www.digitalspy.com

O´Neal era un potente cinco de 2,16 y 147 kg (en sus mejores años llegó a pesar 163kg), para su altura y peso era un jugador con un gran manejo de balón y con bastante habilidad. Su jugada favorita, con la que era simplemente imparable, es conocida como “Drop Step” que él mismo definió como ”el tornado negro”, dicha jugada le hizo ganarse el mote de “twister O´Neal” y consistía en lo siguiente, tras recibir de espaldas en el poste bajo se giraba sobre sí mismo y reventaba el aro. Su dominio ofensivo de la zona era tal, que es tras Wilt Chamberlain el segundo con mejores porcentajes en tiros de campo en la historia de la liga, era un anotador compulsivo si recibía a tres metros del aro, ya que aparte del tornado negro, también dominaba el semi-gancho y el tiro a la media vuelta de corta distancia.Si en algo fallaba era en su tiro de media distancia que era prácticamente nulo, así como en los tiros libres, en los que si bien él achacaba su falta de acierto a un problema psicológico, lo cierto es que nunca superó el 52% de acierto en su carrera (al parecer en los entrenos tenía una efectividad cercana al 80%). A pesar de sus problemas en el tiro, su capacidad de anotación de corta distancia le hace ser el 6º máximo anotador de la historia de la NBA.

fuente: espiritucafetero.blogspot.com
fuente: espiritucafetero.blogspot.com

Shaquille no solo era un buen jugador ofensivo, también era un experto defensor. Gracias a su envergadura y sus largos brazos capturaba una gran cantidad de rebotes y su agilidad y condiciones físicas le hacían ser uno de los mejores taponadores de la liga. Todas estas cualidades tanto ofensivas como defensivas le convertían en el mejor cinco de la liga de su época y le valió para que el mítico Montes le” bautizara” como: “la ley de O´Neal, Artículo 34”. “hago lo que quiero, cuando quiero y como me dé la gana”. Sin duda creo que no hay manera de expresar mejor lo que era O´Neal y su impacto en el juego.

O´Neal  es otro de esos talentos de este deporte que ya desde su etapa adolescente dejaba entrever que su destino no era otro que ser una auténtica estrella de la NBA, y ya desde antes de llegar a la universidad iba dando buenas muestras de lo que podía llegar a ser. Desde muy joven siempre estaba en los primeros puestos de las clasificaciones tanto de puntos, rebotes y tapones de todas las competiciones que jugaba, si a eso le unimos un carácter extrovertido con un punto de chulería de esa que llega a gustar a la gente, estamos ante la mezcla perfecta para crear un crack capaz de perdurar en la memoria de todos para la posteridad.

ETAPA UNIVERSITARIA

Antes de jugar para la universidad de Luisiana, milita para el equipo de la escuela secundaria Robert G. Cole de San Antonio durante dos temporadas en las que alcanza la escalofriante cifra de 68-1, ayudando a su equipo a conseguir

Fuente; alexfarnworth.wordpress.com
Fuente; alexfarnworth.wordpress.com

el título estatal. Después de graduarse, llegaría a la universidad de Luisiana para estudiar empresariales y sobre todo para enrolarse en las filas de los Tigers y poder hacer lo que más le gustaba que no era otra cosa que jugar al baloncesto, mejor dicho, abusar jugando al baloncesto.

Juega tres temporadas en las que demuestra que estaba llamado a ser uno de los grandes. En la primera a pesar de tener unos buenos números para ser un “novato” no dejan contento al bueno de Shaq, los 13,9 puntos y 12 rebotes por noche le sabían a poco y es en su temporada de “shophomore” en la que verdaderamente explota y da su mejor versión, promedia los siguientes números: 27,6 puntos, 14,7 rebotes (líder de la NCAA) y 5 tapones por encuentro. Cabe rescatar un partido, el que enfrentó el 3 de diciembre de 1.990 a su equipo contra Mississippi State, en el cual Sahquille pasaría a la historia de la NCAA al colocar 17 tapones esa noche, ¡una bestialidad! que no podía ser obra de otro que no fuese O´Neal. Termina su aventura universitaria con 90 partidos a sus espaldas con una media de 21,6 puntos, 13,5 rebotes y 4,6 tapones, estos buenos guarismos le ayudan a ganar varios premios tanto a nivel estatal como nacional entre ellos están: 2 All American, 2 veces el premio al mejor jugador de la Southeaster conference, además de ganar el premio Adolph Rudd al mejor jugador de la NCAA (1.991). A todo esto hay que sumarle varios récords, entre ellos está el de máximo taponador de la historia de los Tigers, sus 5,3 tapones en su última temporada le sirvieron para dominar dicho apartado en la NCAA y por último también tuvo el honor de dominar durante tres años consecutivos la clasificación de rebotes de la southeaster conference, cosa que no conseguía nadie desde que lo hiciera un tal Charles Barkley.

Abandona la universidad y se declara elegible para el draft de 1.992, en el cual como no podía ser de otra forma era el jugador más codiciado debido al dominio que había demostrado en la universidad, finalmente son los Magic los que

fuente:ovesportsdaily.blogspot.com
fuente:ovesportsdaily.blogspot.com

lógicamente al ser los primeros en elegir se hacen con los servicios del portentoso pívot natural de New Jersey.

Ese mismo verano ocurriría una anécdota digna de ser mencionada, y es que en 1.992 con motivo de los juegos olímpicos la selección americana tenía que formar su famoso “Dream Team” que lo formarían los once mejores jugadores de la NBA ( los Jordan, Magic, Bird, Malone, Stockton etc…) y el último puesto iría a parar a una promesa de la NCAA que siempre había sido en el pasado la fuente de la que se alimentaba la selección USA para estos eventos, hasta el famoso partidos contra la URSS en los juegos de Seúl (partido que podéis disfrutar en la sección de la pivoteca), que tras la derrota que le propinan Sabonis y los suyos empezarían a mandar a sus mejores hombres, y en  Barcelona sería la primera vez que jugadores NBA participarían en unos juegos. En la terna final había tres nombres sobre la mesa, Alonzo Mourning, Shaquille O´Neal y Christian Laettner, según la prensa de época el principal favorito para acudir a la cita olímpica era Shaq, pero hay rumores sobre ciertas presiones para que no fuese otro afroamericano más (con Shaq o Mourning hubiesen sido 9 de 12) al parecer surten efecto y es Laettner (de raza blanca) el que finalmente tiene el privilegio de jugar en este equipazo. A la larga se demostraría con las carreras de unos y otros que no fue una decisión estrictamente deportiva ya que Laettner con diferencia es de los tres el que menos nivel demostró tener.

INICIO EN LA NBA

Antes de incorporarse a la disciplina de los Magic, se pasa buena parte de su verano tutelado bajo las órdenes de “Magic” Jonhson, el base del conjunto angelino le ayuda a mejorar sobre todo en la faceta de repartir juego desde el poste (esto se puede incluir en el artículo de la pivoteca sobre Jonhson como otras de las “funciones de pívot” que

Fuente: sports-kings.com
Fuente: sports-kings.com

tuvo el polivalente base de los Lakers.

En su primera temporada como profesional simplemente impresiona a todos los que no lo conocían, para los que ya estaban al tanto de las características de Shaq sus 23,4 puntos y 13,9 rebotes eran lo esperado, como lo era que se llevase de calle el rookie del año y que su equipo mejorara considerablemente su marca de victorias, tantas como 20 más, pero que no serían suficientes para meter a los Magics en los playoffs. Lo que no estaba dentro de lo esperado es el hito que consiguió nada más aterrizar en la liga, ya que es el único jugador en conseguir el premio al mejor jugador de la semana en su primera semana como profesional, algo histórico. La primera temporada para O´Neal en el plano personal parecía un cuento de hadas, ya que sumando a lo comentado anteriormente hay que sumarle que se llevó el premio de rookie del mes los meses de Noviembre, Diciembre, Enero y Febrero, estas impresionantes exhibiciones le valen para jugar en su año de rookie el All-Star Game, el partido donde se daban cita todas las estrellas de la liga, Shaq no desaprovecha la ocasión para hacerse un nombre en la liga y anota 14 puntos. Alcanza tal punto de espectacularidad y potencia en su juego que en este mismo primer año, en dos de los partidos que eran retransmitidos para todo el país, Shaq machaca el aro con tanta virulencia que rompe en ambas ocasiones los soportes de las canastas obligando a cambiarlas, una barbaridad “made in Shaq”.

fuente; rollingout.com
fuente; rollingout.com

Para su segunda temporada los Magics se refuerzan pensando en los playoffs, para ello se hacen con un gran jugador como lo era Penny Hardaway. Ese mismo año ayuda a estar más liberado a O´Neal que saca a relucir su poderío ofensivo llegando a liderar la liga en dos apartados, el de máximo anotador de la liga con 29,3 puntos y el de porcentaje en tiros de campo con un 60% de efectividad. Su capacidad anotadora unido a la de atrapar rebotes hacen que también lidere la liga en dobles figuras, llegando incluso a conseguir un triple-doble, el 3 de Noviembre de 1.993 endosa a los Nets nada más y nada menos que 24 puntos, 28 rebotes y 15 tapones, los 28 rebotes son el tope personal de O´Neal en su carrera. El nivel demostrado le hacen ser elegido mejor jugador de los meses de Diciembre y Marzo, juega también su segundo All-Star Game de forma consecutiva, lleva su equipo a jugar los playoffs y termina siendo elegido por primera vez en los mejores quintetos de la temporada, concretamente en el 3º quinteto de la liga. La nota negativa de la temporada son en las eliminatorias finales, en ellas caen en primera ronda a manos de los Pacers por 3-0, siendo apeados sin conseguir ganar ni un partido.

En su periplo en Orlando si hay que destacar una campaña en el plano colectivo como la mejor, esa es la 1.994/95, Shaq vuelve a liderar la liga en la faceta anotadora, sus actuaciones hacen que sea el en las votaciones para el All-Star (3º que jugaría en 3 años de profesional), de su mano el equipo consigue 57 victorias y son líderes de su división, para los expertos estos datos no pasan desapercibidos y lo eligen en el 2º quinteto de liga y finaliza como  2º en la votación final por el MVP de la temporada. Con estas credenciales se presentaban como candidatos a todo de cara a los playoffs. En primera ronda se deshacen de los míticos Celtics, en semis de conferencia se enfrentan en una vibrante serie a los Bulls de Jordan, se vengan en finales de conferencia de los Pacers del “flaco” (Reggie Miller) y se vería las caras en la finalísima contra Houston Rockets del maestro Olajuwon. la victoria cae del lado texano y el mismo O´Neal declaró que en todo momento se sintió superado por “The Dream” que da una lección al joven Shaq, le dejaría claro que a pesar de ser un gran pívot todavía tenía a alguien por encima, a mismísimo Olajuwon. Su padre sacó partido de esta final e intenta motivar a Shaq a superarse picándole con el recital que le dio “Mr. Olajuwon” en la final, podemos decir que lo consiguió con creces.

Fuente:sports.espn.go.com
Fuente:sports.espn.go.com

En su última campaña en la franquicia de Florida se pierde 28 partidos por una lesión. Eso no le impide jugar su 4º All-Star Game consecutivo en el cual se luce con 25 puntos y 10 rebotes. Su equipo gana 60 partidos y se meten en las eliminatorias finales por el título pero esta vez los Bulls de Jordan se vengan de las semis de la campaña anterior y alejan a Shaq y los suyos de su segunda final consecutiva. Como consuelo le queda volver a entrar en el 3º quinteto de la liga y el haber sucumbido solamente ante los campeones como a la postre serían los de Illinois. Al término de dicha temporada, se convierte en agente libre y es así como está a punto de llegar a la franquicia en la cual marcará una época en la NBA, los míticos Lakers.

LLEGADA A LAKERS: JACKSON-KOBE Y O´NEAL, “EL TRIANGULO DEL ÉXITO”

Firma con los californianos 7 años a razón de 17,5 $ millones por cada uno de ellos, llega a un equipo que estaba en reconstrucción, le tocaba suplir a un pívot que había calado en la afición, el carismático Vlade Divac. Firma unos  buenos números con 26,2 puntos, 12,5 rebotes y 3,1 asistencias por noche, pero una serie de lesiones en momentos claves hacen que el equipo no logre el objetivo de entrar en los playoffs, al acusar en demasía la sensible baja de su nueva estrella, pero la cosa cambiaría al año siguiente, los cimientos de un proyecto ganador se estaban obrando.

Fuente: www.businessinsider.com
Fuente: www.businessinsider.com

En las siguiente temporadas fueron llegando piezas importantes para el proyecto angelino, se harían con los servicios de Robert Horry y Rick Fox (el primero es clave en momentos decisivos), se marcharían también hombres importantes como Eddie Jones y Elden Campbell, un enfrentamiento con Nick Van Exel  manda a este último a los Nuggets y por petición expresa de Shaq el excelso tirador Glen Rice llega al equipo angelino, si a ello le sumamos la llegada del antiguo ídolo de la afición, Jerry West como general manager y el prestigioso entrenador Phill Jackson (entrenador de los Chicago Bulls en su época dorada) el equipo ya estaba preparado para competir verdaderamente por el anillo. Esta revolución en los Lakers tardaría varios años en consumarse, tiempo que aprovecharían tanto Spurs como Jazz para dominar la conferencia oeste, pero el tiempo del cambio había llegado, le tocaba a los Lakers volver a reinar.

En la 1.999/00, con el cambio de siglo se produce también un cambio de ciclo en la NBA, llegaba la hora de los Lakers, en particular de su pívot y estrella, O´Neal. Bajo la batuta de Phill Jackson y bien escudado con gente como Bryant principalmente y Fisher o Horry en menor medida, los Lakers esa temporada arrasan en la liga. De la mano de Shaq, que simplemente está a un nivel espectacular los Lakers ganan 67 partidos, en el plano personal lidera una vez

Fuente: solecollector.com
Fuente: solecollector.com

más el ranking de anotadores, queda segundo en el de rebotes y tercero en tapones. Podemos decir que sería su mejor año ya que dichas actuaciones lo llevan a volver a hacer historia en la liga ya que es el primero en ganar en tres ocasiones en una misma temporada el premio a jugador del mes en los meses de Noviembre, Febrero y Marzo, también gana el MVP del All-Star Game (premio que comparte con Duncan) y al final de año también se hace casi por unanimidad con el MVP de la temporada (solo Fred Hickman no le vota en detrimento de Iverson, de haberlo hecho hubiese sido el primer MVP votado por todos los votantes). Para redondear el año se ve las caras en la final de la liga con un viejo conocido el “flaco” Miller y sus Pacers, pero lo Lakers ganan la serie en seis partidos y se hacen con el primer título de los tres que ganarían de forma consecutiva, Shaq termina con su trébol particular al ser ese mismo año MVP del All-Star, MVP de la temporada regular y MVP de las finales, muy pocos tienen tal honor.

El segundo anillo consecutivo para Shaq y los suyos podemos decir que fue todo un paseo ya que en las series finales por el título solamente ceden un partido, y este sería en la mismísima final contra los Sixers de un Iverson que ese año parecía ser Jordan reencarnado(desde Michael nadie había terminado una temporada con más de 30 puntos de media) haciendo partidos por encima de los 40-45 puntos como si eso fuese normal, un día más en la oficina para el bueno de Allen, una barbaridad, ni que decir tiene que ese año si se llevaría el MVP. Pero los Lakers eran mucho más que Shaq y lo habían demostrado dejando a 0 el casillero de victorias tanto de los Blazzers de un tal Sabonis, de los Kings de un tal Webber y de los Spurs de Duncan, en cambio los Sixers se basaban principalmente en la inspiración de su estrella, que en la única victoria en la serie brilló con luz propia al endosarle 47 puntos. La serie termina 4-1 y O´Neal se vuelve a coronar MVP de las finales por segundo año consecutivo.

Fuente;timeoutwithtory.sportsblog.com
Fuente;timeoutwithtory.sportsblog.com

El canto del cisne de este gran equipo estaba cerca, después de un año tan bueno la cosa parecía que a mejor ya no podía ir. El joven Kobe empezaba a crecer y parecía que no tenía techo y la lucha de egos entre las dos estrellas angelinas empezaba a fraguarse. Los Lakers vuelven a meterse en los playoffs y como actuales bicampeones eran los principales favoritos, esta vez no sería tan fácil como en el pasado y en las finales de conferencia se las veían con los Kings de la pareja Divac-Webber. La serie fue de las más intensas que se recuerdan y tiene que aparecer la inspiración divina de Robert Horry con uno de sus famosos triples para rescatar a su equipo que estaba al borde del abismo, de haberlo fallado hubiesen sido los Kings los que disputaran la finalísima donde ya esperaban los Nets de Kidd. La final fue un plácido paseo hacia el título para los californianos ya que a pesar del talento de Jason Kidd (ese año fue en la votación para el MVP) en poco más podían competir contra los Lakers si comparamos uno a uno sus respectivos jugadores. La serie acaba por la vía rápida 4-0 y Shaq se hace con el tercer MVP de las finales. Con el tercer cetro de campeón termina este ciclo triunfador de los Lakers que entran en una dinámica de enfrentamientos internos, cambios en la directiva, en la plantilla que terminan por destruir el equipo formado por Phill Jackson.

Se marchan jugadores importante como Horry o Fisher, llegan veteranos con nombre como Payton o Malone en su busca personal de su anillo, se marcha Jackson, padre del proyecto ganador, y lo Lakers ya no volverían a ganar la liga hasta su vuelta bastante tiempo después. Antes de su salida Shaq tiene tiempo a llegar a otra final pero sucumben ante los Pistons de Ben y Rashed Wallace guiados por Billups. Tras la estrepitosa derrota todos los “roces” internos saltan a la luz y la guerra de egos entre Kobe y Shaq ( éste último sentía  celos del trato de la directiva hacia su compañero)ya era insoportable. Finalmente O´Neal pide el traspaso y Mark Cuban sería el primero en llamar a la puerta de los Lakers, éstos le piden a Dirk y ahí se termina la negociación, son los Heat de Miami que a cambio de Lamar Odom, Briant Grant y una futura primera ronda del draft se hacen con el cotizado center.

LLEGADA A MIAMI: PRINCIPIO DEL FIN

Shaq llega a Miami por la puerta grande, prometiendo un título (algo osado si tenemos en cuenta que por aquel entonces los Heat no habían llegado ni a disputar una final), pero O´Neal tenía eso que tienen los grandes, su sola presencia bastaba para estar en la terna de favoritos. En su primer año con lo de Florida media 22,9 puntos y 10,2 rebotes llevando a su equipo a conseguir la mejor marca del este con un balance de 59-23. En los playoffs se plantan en las finales de conferencia pero Shaq se ve obligado a jugar con una lesión en el muslo que le impide rendir al mejor  nivel y tras mucho esfuerzo terminan por ceder ante los vigentes campeones del momento los Pistons. En lo personal juego de manera consecutiva 12º All-star y pierde por poca diferencia el MVP de la temporada que se llevaría Steve Nash.

En su segundo año O´Neal empieza a arrastrar varias lesiones que lo tienen apartado muchos encuentros, a pesar de ello los Heat le ofrecen un contrato de 5 años por 100$ millones. El entrenador Pat Riley empieza a dosificarle los minutos de manera sensible evitando así que se volviese a repetir las molestias musculares cuando estuviese en juego la temporada, eso resta protagonismo a Shaq que declara no importarle los récords y estadísticas siempre que su equipo ganase. Aun así tiene tiempo de conseguir su segundo triple-doble el 6 de Abril de 2.006 ante los Raptors a los que le endosa 15 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias (tope personal). En playoff deja también un partidazo para el recuerdo ante los Bulls con 30 puntos y 20 rebotes y tras deshacerse de los Nets y de los Pistons en la final de conferencia mete por primera vez a los Heat en la final de la NBA que les mediría a los Mavs de Nowitzki. Tras ir 2-0 abajo en la serie los Heat consiguen ganar 4 partidos consecutivos alzándose con su primer anillo de su historia, tal y como les había prometido O´Neal en su presentación.  Aunque el MVP se lo lleva Dwyane Wade, O´Neal es pieza

Fuente: sportsillustrated.cnn.com
Fuente: sportsillustrated.cnn.com

clave y consigue así su 4º anillo en 6 finales.

Tras su cuarto anillo, lo mejor de la carrera de O´Neal ya había pasado, al año siguiente se pierde 30 partidos por lesión, a su vuelta de cara a los playoffs la mala fortuna se cegaría esta vez con Wade dejando solo a un ya veterano Shaq que con 35 años nada puede hacer ante unos Bulls se barren de la pista por 4-0 a los actuales campeones. Lo positivo para Shaq ese año sería ser el 14º jugador en anotar 25.000 puntos en la liga, aunque es cierto que sería la primera vez en su carrera que caía por debajo de los 20 puntos de media en una campaña.

2.007/08 es la temporada en la que su rendimiento baja considerablemente en todos los aspectos, las continuas lesiones y un rol menos protagonista hacen que por primera vez no sea elegido para el All-Star ni como reserva, lo que le hacen poner punto y final a su etapa en la franquicia de Florida.

AÑOS FINALES, CONTINUOS CAMBIOS DE EQUIPO

El 6 de Febrero de 2.008 llega a los Suns a cambio de Marion y Banks, debuta ante los Lakers con 15 puntos y 9 rebotes. Juega 28 partidos esa temporada mediando 12,9 puntos y 10,6 rebotes, en playoffs se miden ante los Spurs caen en 5 partidos, en la serie termina promediando 15,2 puntos, 9,2 rebotes en los 5 partidos. Con la camiseta de los Suns tiene tiempo de volver a jugar un All-Star en el que volvería a proclamrse MVP que tuvo que compartir con su ex-compañero Kobe Bryant.

fuente: hoopspeak.com
fuente: hoopspeak.com

El 25 de junio firma por los Cavaliers de Lebron, en su presentación dijo lo siguiente: “vengo aquí para ganar un anillo para el rey” haciendo referencia a James como estrella del equipo. Su rendimiento ya no era el años atrás y de nuevo una lesión, esta vez en el pulgar, lo apartan de las canchas hasta los playoffs en los cuales caerían de la mano de los Celtics. El hecho más reseñable en su año en Cleveland es el haberse convertido en el jugador más veterano en activo tras la retirada de Hunter. Al término de la temporada tras la marcha de Lebron, Shaq decide firmar por los Celtics donde tras jugar otro año pondría fin a su carrera. Lo anunciaría en su cuenta de twitter, solo O´Neal podría anunciar su retirada así, todo un genio.

PREMIOS Y HECHOS RESEÑABLES EN SU CARRERA

A lo largo de su carrera O´Neal fue coleccionando título tras título, récord tras récord, y estos son algunos de los más importantes:

·4 veces campeón NBA

Fuente:www.spokeo.com
Fuente:www.spokeo.com

· 3 MVP de las finales

·1 MVP de la temporada

· 8 veces en el mejor quinteto NBA

· 2 veces en el 2º quinteto NBA

· 4 veces en el 3º quinteto NBA

· 3 veces 2º quinteto defensivo NBA,

·15 veces  All-Star

· 3 MVP del  All-Star.

También debemos sumarles los siguientes récords:

· Es junto con Reed y Jordan los únicos en conseguir MVP, MVP All-Star y MVP de las finales

· Es junto con Magic y Duncan el 2º en la clasificación con más MVP en finales con 3, solo por detrás de Jordan

· Es el único en conseguir con 3 equipos distintos clasificar 1º o 2º en la votación del MVP

Fuente:www.onlineedublog.com
Fuente:www.onlineedublog.com

· Su mejor partido fue contra los Clippers anotó 61 puntos y capturó 23 rebotes

· A lo largo de su carrera ha fallado 5.317 tiros libres

· Sus 10 ocasiones en las que lideró el ranking de tiros de campo son récord de la NBA

·En 605 partidos jugados, prácticamente en la mitad consiguió 20 puntos o + y 10 rebotes o +

·En 108 partidos de playoffs consiguió 20 puntos o + y 10 rebotes o +, también es récord NBA

·En Abril de 2.013 los Lakers retiran el dorsal 34 en su honor.

Con la selección de los EE.UU juega dos torneos, el mundial de Canadá de 1.994 y los JJ.OO de Atlanta 96, en ambos gana el oro y en el mundial de Canadá es elegido MVP del torneo

A todo esto hay que añadirle una carrera musical fuera de las pistas, donde ya demostró ser un “showman” cada vez que llegaba un All-Star y montaba sus numeritos. Tiene en el mercado cinco discos aunque suele ser criticado por algunos especialistas en el rap.

Para terminar hay que recordar que vuelve a la universidad en el 2.000 para terminar sus estudios y comenzar su nueva carrera como sheriff.

Fuente:sisco-center2.blogspot.com
Fuente:sisco-center2.blogspot.com

Estamos ante el que es sin duda uno de los personajes más peculiares de la NBA en toda su historia, que seguro que será recordado para los restos como uno de los mejores center de la historia de NBA  tanto por su juego como por su personalidad, un tipo que no pasa desapercibido para nadie, un tipo muy difícil de olvidar, un tipo que dominó la NBA tanto dentro de la pista como todo el show que la liga arrastra fuera de ella.

 

[slideshow_deploy id=’4066′]

 

Artículo escrito por: Juan Espejo   en Twiiter: @Juanespejo_21

 

4 comentarios sobre “SHAQUILLE O´NEAL: “EL ELEGIDO PARA DOMINARLOS A TODOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *