The prince of Darknes, el Bad Boy de los Bad Boys: Bill Laimbeer

En el baloncesto, en el mundo de los jugadores interiores, hay un nombre, un jugador, que podríamos calificar el Bad Boy de los Bad Boys, un jugador, al que el gran Charles Barkley, envió una nota, era abril de 1990, y la nota decía lo siguiente:

“Querido Bill:
Que te jodan
Con amor CB”

Barkley  comentaba sobre Laimbeer:”Laimbeer es el tipo más despreciable y desagradable de todo el baloncesto…pero por otro lado siempre lo respete como jugador”.

Fuente: wegotgame.blog.hu Laimbeer...va a por ti...apártate o sufre las consecuencias
Fuente: wegotgame.blog.hu
Laimbeer…va a por ti…apártate o sufre las consecuencias

Lo cierto es que las peleas que protagonizo Bill Laimbeer fueron, muchas y muy sonadas, pero Bill Laimbeer hacia muchas más cosas, no solo repartía estopa a diestro y siniestro, además, sabia jugar a baloncesto, era un monstruo en el rebote, y tenía una mano para el tiro tremenda.

Pero no vayamos tan rápido y hagámonos un poco de historia sobre el Bad Boy de los Bad Boys, el chico malo de los chicos malos.

Fuente: www.youtube.com
Fuente: www.youtube.com

William “Bill” Laimbeer Jr. es un jugador nacido en la preciosa ciudad de Boston, Massachusetts, en Estados Unidos de América, un 19 de mayo de 1957, mide 211 y pesaba cuando jugaba unos 111 kg , y fue un jugador destacado en la NBA de los 80, formando parte de los Bad Boys, los Detroit Pistons.

Pese a nacer en Boston, empezó a jugar a baloncesto en la Palos Verdes High School, en California.

El destino quiso que entrara en la NCAA de la mano de la Universidad de Notre Dame, y sin duda, era todo un Fighting Irish, podríamos decir que lo fue durante toda su carrera, en Notre Dame jugó durante cuatro temporadas, y la verdad sus números no fueron para nada espectaculares, 7.4 puntos, 6.4 rebotes, 1 asistencia  por partido, siendo además su última temporada, la más floja en anotación ya que se quedo en 6.4 puntos, 5.5 rebotes y 1 asistencia.

Pese a ello entro en el draft, y fue escogido por los Cleveland Cavaliers en la tercera ronda del draft del 79, posición 65. Caer en una posición tan baja, hizo que decidiera dar el salto a Europa, en concreto a la por entonces potente Lega Italiana, donde se enrolo en el basket Brescia (79-80) donde promedio unos excelsos 21.1 puntos y 12.5 rebotes, para volver al año siguiente a la NBA, en concreto a los Cavs de Cleveland (80-82), aunque lo cierto es que sus números no fueron demasiado buenos 9.8 puntos, 8.6 rebotes, 2.7 asistencias, 0.7 recuperaciones, 1 tapón en 30.4 min por partido, su segunda temporada, sus minutos bajaron hasta los 22.9 y sus números también lo hicieron, 9 puntos, 7.7 rebotes, 1.3 asistencias, 0.5 recuperaciones 0.8 tapones

fuente: espn.go.com
fuente: espn.go.com

A mediados de  la segunda temporada acabo traspasado a los Detroit Pistons,  que fue donde saco lo mejor de sí (o mejor dicho lo peor, sobre todo para los rivales), en los Pistons estuvo el resto de su carrera en la NBA, del 82 al 94, y durante ese periodo de tiempo, consiguió:

  • 2 anillos de campeón de la NBA
  • Participo en 4 All-Stars
  • Líder en rebotes de la NBA en 1986
  • Una vez retirado ganador dos veces del concurso de Shooting Stars en 07 y 09
  • Su número 40 está retirado en Detroit.

Pero como jugaba Bill Laimbeer, que hacia bien Bill Laimbeer, en que era bueno, pues bien, Laimbeer era bueno en muchas más cosas de las que aparenta, tras esa cara de niño rico que no ha roto un plato, se escondía un jugador con una capacidad reboteadora tremenda, y eso tiene un merito tremendo, porque la capacidad atlética de Laimbeer era prácticamente nula, casi no saltaba, y la velocidad no era precisamente su fuerte, pero sabia colocarse, sabia cerrar el rebote, y no se cortaba un pelo para usar todo los trucos habidos y por haber, metía la cadera, agarraba, sacaba el codo, y de ahí que tuviera toda una serie de “agradables” sobrenombres,  como  “The prince of darkness (el príncipe de las tinieblas), an ax murderer (asesino en serie) o His heinous ( Atroz).

Fuente; www.unscatter.com
Fuente; www.unscatter.com

Como decíamos, su capacidad atlética era muy baja, lento de piernas pero lo compensaba siendo un maestro a la hora de ganar la posición, en anticipar, y sobre todo en provocar a sus rivales, que acababan muchas veces, desquiciados por sus mil artimañas y gracias a todo eso, consiguió ser el decimo noveno jugador en acumular en la liga más de 10 mil puntos y más de 10 mil rebotes.

Pero no solo era un jugador duro, era también un jugador de esos que no se rompía nunca, y la prueba los 685 partidos seguidos en que jugó.

En ataque destacaba por que tenía muy buena mano desde todas las distancias promediando un 49.8% de dos, un32.6de tres y un 83.7% de tiros libres, para acabar su carrera con 13790 puntos, 12.9 por partido, 10400 rebotes, 9.7 por partido, 2184 asistencias, 2 por partido.

A esa buena mano, unía una buena lectura del juego, y una buena capacidad de pase, y una capacidad de intimidación tremenda, así como una capacidad para pegarse con quien hiciera falta, pensemos que jugadores como Horace Grant, cuando Laimbeer jugó su último partido  dijo: “Va a ser una gran fiesta en mi casa. Estáis todos invitados

La verdad es que pocos jugadores han sido tan duros como Laimbeer, y a pocos jugadores les han dedicado canciones, como la que le dedicaron los Beastie Boys, “Tough Boy ( Chico duro), pero no solo le dedicaron canciones, también le dedicaron un videojuego, un videojuego que se desarrollaba en 2030, año en que los equipos NBA estarían formados por robots…bueno no todos, porque en uno, juagaba Bill Laimbeer, (el juego era de la videoconsola SuperNintendo que se llamaba Bill Laimbeerr´s combat Basketball).

Y esa fama, que hizo que le dedicaran juegos y canciones, se la gano a pulso, porque sus peleas con gente como Michael Jordan, Larry Bird o Charles Barkley son míticas, y si no se peleaba con el rival, provocaba al público, cuando se metían con él se tapaba los oídos con gestos exagerados o imitaba a una gallina.

Una vez retirado y a mediados de 2002 Laimbeer se convirtió en el primer entrenador de los Detroit Shock de la WNBA, con quien un año más tarde, se proclamo campeón, siendo el primer equipo que no fueran las Sparks o las Comets que ganaba el campeonato, un campeonato que volvería a ganar en2006 tras derrotar a las Sacramento Monarchs.

Fuente: sports.yahoo.com Aquí con pinta de no haber roto un plato en su vida
Fuente: sports.yahoo.com
Aquí con pinta de no haber roto un plato en su vida

Lo cierto es que  ha llegado a estar en la órbita de algunos equipos NBA para ser su entrenador, equipos como los Knicks o los propios Pistons, pero de momento aun no ha dado el paso, aunque no dudamos que lo acabara dando.

Que recuerdo de Bill Laimbeer

Laimbeer jugaba en la NBA que me engancho al baloncesto, esa que hacía que me levantara de madrugada para ver a mis ídolos, y lo cierto es que visto con perspectiva, los Bad boys eran un equipo que jugaba un gran baloncesto, eso sí, muy pasado de rosca, y el mas pasado de rosca de todos, era Laimbeer, peleas, y más peleas, pero ojo, triples, rebotes, y buen juego.

Fuente: bmolynch.tumblr.com Laimbeer en su habitat natural...siendo duro
Fuente: bmolynch.tumblr.com
Laimbeer en su habitat natural…siendo duro

Era el jugador perfecto al que odiar, el “rudo” de un combate de lucha libre, pero dentro de ese rudo, se escondía un gran jugador de baloncesto, un líder de su equipo, un artista del flopping, con buenos movimientos y un excelente defensor, de manos rápidas, y codos afilados.

Los Bad Boys eran sin duda muy Bad Boys, pero Laimbeer era el mas malo de todos, y decir eso, en un equipo que tenia gente como Dennis Rodman (se dice que Laimbeer fue quien le enseño a rebotear), Mahorn, Salley, Edwards, Thomas, joe Dumars, Vinnie Johnson…es mucho decir

La verdad, Bill Laimbeer es el pívot que nadie quiere tener en frente, y ese que secretamente, todos querríamos tener en nuestro equipo, un jugador duro como el acero, pero que sabía jugar a baloncesto, y la verdad con el tiempo…es un jugador que cada vez aprecio más y más, seguramente porque yo como jugador, era más bien Laimbeer, pero eso es un secreto, así que no se lo contéis a nadie

Os dejo unos videos, de algunas de sus peleas mas sonadas, y el ultimo que es de las leyendas de los Pistons.

Un consejo, si no sois muy duros, no os metais al poste con Bill Laimbeer, porque simplemente os va a golpear, agarrar, empujar, provocar….y sobre todo…os va a ganar, porque Bill Laimbeer por encima de todo lo que hemos dicho, era un ganador, y un ganador que hacia todo lo necesario, legal o no, para ganar,,,y encima, lo hacia de cine

 

[slideshow_deploy id=’4066′]

 

Artículo escrito por Jordi Perramón en twitter: @guguseti y que en el SESE tenía algún que otro nickname digno del mejor Laimbeer

 

Un comentario sobre “The prince of Darknes, el Bad Boy de los Bad Boys: Bill Laimbeer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *