El vintage de Flagrant Foul: Alexander Belov,

Hay jugadores que los conocemos por sus logros, como los 100 puntos de wilt Chamberlain o los 81 de kobe Bryant, a otros los conocemos por lo que han ganado y a otros por una jugada concreta.

Hoy nuestro vintage se va a ir a uno de esos jugadores, alguien que compartía apellido con uno de los grandes genios de este deporte, Belov, pero no, no voy a hablaros del gran Sergei Belov sino que me voy a ir al “otro” Belov, el Belov…entrecomillas, malo, y lo de malo es muy, pero que muy entrecomillado porque Alexander Belov era de todo…menos malo.

alexander belov
fuente: repubblica.it

Alexander Alexandrovich Belov, el Belov entrecomillas malo era un jugador al que todos recordamos por una jugada, quizás la jugada más polémica ocurrida en unos JJOO.

Porque la canasta sobre la bocina, el buzzer beater de Alexander Belov, el Belov malo cambio la historia de los jjoo, esa canasta provoco que por primera vez el equipo americano de baloncesto no se colgará el oro en su cuello, bien en realidad es que ni el oro ni la plata porque se negaron a recoger, es más siguen sin recogerlas las medallas de plata que les correspondían al haber perdido la final de los jjoo de Múnich 1972.

Alexander Belov podríamos decir que fue profeta en su tierra, nacido en Leningrado, el 9 de noviembre de 1951 era un pívot de 201 de altura, un jugador que por desgracia murió muy joven, con tan solo 26 años, en concreto el 3 de octubre de 1978 victima de un tipo de cáncer muy raro, un angiosarcoma

(El angiosarcoma es un tipo de cáncer que se origina en la capa más interna – endotelio – de los vasos sanguíneos, o vasos linfáticos, de cualquier tejido del organismo. Es una variedad de sarcoma poco frecuente que representa el 2% del total de sarcomas extirpados.1)

La inmensa mayoría conocemos a Alexander Belov por esa jugada, por esa canasta in extremis en una final olímpica, pero en su palmarés hay muchos más títulos tanto a nivel de club como a nivel de club todos conseguidos con el Spartak de Leningrado, el equipo con el que jugo toda su carrera, de 1967 a 1978 y con el que conquisto:

  • 2 copas Saporta en 1973 y 75
  • 1 liga soviética en 1975

Obviamente fue internacional por la URSS y con la selección su palmarés simplemente se dispara ya que conquisto:

Juegos Olímpicos
Oro Múnich 1972 URSS
Bronce Montreal 1976 URSS
Campeonato Mundial
Oro Puerto Rico 1974 URSS
Bronce Yugoslavia 1970 URSS
Campeonato Europeo
Oro Italia 1969 URSS
Oro Alemania 1971 URSS
Plata Yugoslavia 1975 URSS
alexander belov
fuente: wikimedia.org

Pero sin duda la joya de la corona de sus títulos es esa medalla de oro en los JJOO de Múnich 72, unos juegos en que sus números fueron espectaculares, porque lo de que era el “Belov” malo no deja de ser un eufemismo ya que sus promedios en los jjoo del 72 fueron de 14.4 puntos (en la final Alexandar Belov anoto 8 puntos (Sergei Belov, el Belov bueno se fue hasta los 20) en un partido que tuvo un marcador…escaso, escaso, 51 a 50 para los soviéticos).

Pero si repasamos números y estadísticas veremos que a nivel junior Alexandar Belov promedio 10 puntos en su época junior con la selección soviética y que si nos vamos a nivel senior se transforman en 10 puntos de media por partido con la absoluta (la pagina de la fiba marca que cogía 1.5 rebotes por partido, pero solo hay datos de rebotes en 2 torneos (con unos 5 rebotes de media en cada uno así que digamos que le vamos a dar escasa validez a ese dato de la web de la fiba).

Pero volviendo a su jugada mas famosa nos tenemos que remontar a los últimos 10 segundos de la final de Múnich 72, Dough Collins roba un balón con 49 a 48 en el marcador y recibe falta.

Collins anota ambos dejando el marcador en 49 – 50, La URSS pone en juego rápidamente el balón con un segundo en el contador, pero los árbitros paran el ataque, haciendo caso a las protestas de los soviéticos, que pedían que su entrenador, Vladimir Kondrashin, había pedido tiempo muerto entre el primer y el segundo tiro libre. Así pues, tendrían una posesión de tres segundos para lograr la canasta de la victoria.

La selección soviética tenia una nueva oportunidad para anotar, quedaban 3 segundos de nuevo, y para unos iban a ser gloriosos y para los otros desastrosos.

El arbitro le dio el balón a Ivan Edeshso para que saque de fondo, este lanzo un pase largo que atravesó toda la pista y ahí apareció un letal Aleksander Belov que sorprende a los dos jugadores americanos que tenia a su alrededor, captura el balón, se deshace de ellos y solo consigue anotar su octavo punto del partido, un octavo punto que hacia subir el punto 51 al marcador soviético, y que hacia que la medalla de oro volara por primera vez de las garras de la selección americana que simplemente no se podía creer lo que ocurría.

Esa noche la selección americana apelo el triunfo soviético y se formó una comisión formada por cinco miembros  que debían decidir si dar validez o no a la victoria soviética, el resultado fue ajustado, 3 a 2 para el si aunque lo cierto es que hay dudas fundadas sobre la imparcialidad de la decisión ya que había mayoría de países afines en la comisión, en concreto eran un cubano, un polaco, un húngaro, un puertorriqueño y un italiano… y si los 3 votos del si fueron de los representantes de los tres miembros de los países afines a los soviéticos.

Pero polémicas aparte lo innegable es que Aleksander Belov, el chico de Leningrado fue ese día el gran protagonista.

3 años después Alexandar Belov era escogido en el draft de la NBA, en concreto en la décima ronda posición 161 por los New Orleans Jazz, por desgracia esa extraña forma de cáncer que es el angiosarcoma nos privó de su juego y quien sabe si de más canastas decisivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *