Rik Smits, “The Dunking Dutchman” un holandés en Indiana

Rik Smits, un holandés en Indiana

Fuente: http://2dopeboyz.com/

Recorremos la trayectoria de “The Dunking Dutchman”, un gigante del baloncesto del Viejo Continente.

Rik Smits nacía el día 23 de agosto del año 1966, en Eindhoven (Holanda). Tras la salida de su país natal junto a sus padres, nuestro protagonista llegaba a la tierra de las oportunidades, los Estados Unidos de Norteamérica, donde siguió con sus estudios superiores, ingresando en la Universidad Marist College, ubicada en Poughkeepsie, Nueva York.

Allí, Rik completó sus estudios, pero también jugó al baloncesto, donde sobresalía sobre todo debido a su gran altura (2,24 metros). En esos cuatro años en los “Red Foxes”, el Pívot tuvo unos muy buenos números con el equipo (18.2 puntos y 7.6 rebotes por partido), siendo elegido incluso Jugador del Año de la NEC durante dos años consecutivos (1987 y 1988).

 

Sus excelentes números en la NCAA le abrieron las puertas a la mejor liga del mundo. La NBA ponía sus ojos en un hombre con unas medidas espectaculares, potencia, calidad y unas grandes perspectivas, siendo elegido en el Draft del año 1988 en el segundo puesto, siendo escogido por los Indiana Pacers.

La primera elección de esa cosecha sería Danny Manning, en un año donde hubo otros grandes jugadores, como Mitch Richmond (Nº 5), Hersey Hawkins (Nº 6), Rex Chapman (Nº 8), Ronny Seikaly (Nº 9), Dan Majerle (Nº 14), Rod Strickland (Nº 19), Vernon Maxwell (Nº 47) o Steve Kerr (Nº 50).

Primera ronda Draft NBA 1988: Nº 2: RICK SMITS

Rik Smits estuvo  toda su carrera en la NBA, un total de 12 temporadas, ligado al mismo equipo, el que lo eligió en 1988, los Indiana Pacers. Comenzó su año Rookie siendo suplente en el equipo, pero muy pronto una grave lesión del center titular, Steve Stipanovich, le abrió las puertas de la titularidad, jugando esa temporada 71 partidos como titular y promediando 11.7 puntos, 6.1 rebotes y 1.8 tapones por encuentro, lo que le hizo entrar en el quinteto ideal de los Rookies de ese año, acompañando a Willie Anderson, Hersey Hawkins, Mitch Richmond y Charles Smith. El galardón de Novato del año sería para Mitch Richmond (22 puntos, 5.9 rebotes y 4.2 asistencias por partido).

En su segunda temporada como profesional, el holandés se convirtió en titular indiscutible, jugando los 82 partidos de la Regular Season en el cinco inicial. El jugador tuvo una temporada Sophomore más que destacable, con unos mejores números (15.5 puntos, 6.2 rebotes y 2.1 tapones) en algo más de 29 minutos por partido. Además, esa temporada los Pacers se meterían en Playoffs, aunque cayeron en la Primera Ronda de la lucha por el Anillo.

Año a año, los números de Rik Smits se consolidaban en la NBA, convirtiéndose en una pieza importante de un equipo que tenía en su plantilla a jugadores como Reggie Miller, Chuck Person o Detlef Schrempf (otro jugador internacional), entre otros.

Fue a partir de la temporada 1993-1994 cuando Rik Smits se convirtió en un peso pesado del equipo de Indiana y de la NBA, que poco a poco se iba también haciendo un hueco en el Este como potencia, aunque siempre a la sombra de Detroit, New York, y sobre todo, Chicago.

Fuente: http://www.interbasket.net/
Fuente: http://www.interbasket.net/

Su mejor temporada en la NBA fue la 1995-1996, donde nuestro hombre (con 29 años), se convertía en el segundo espada del equipo, tras el mítico Reggie Miller, con unas medias ese año dignas del All Star Game (18.5 puntos y 6.9 rebotes por choque), aunque no fue elegido para disputar el partido de las Estrellas. Aquel año, Smits batiría su record de anotación en un partido (44 puntos ante Los Ángeles Clippers) y pasaría a la historia de los aficionados de los Pacers, que sentían auténtica devoción por él.

Ese año, Indiana había llegado a las Finales de la Conferencia Este, enfrentándose en ellas a los Orlando Magic. En el cuarto partido, con Indiana contra las cuerdas, a falta de tan sólo 1.3 segundos para el final, Derrick McKey le pasó la pelota a nuestro hombre, que con su tiro hizo ganar a su equipo, empatando la serie. Finalmente se llevaría el gato al agua el equipo de Shaquille O´Neal y “Penny” Hardaway, pero aquella gesta siempre estará presente en la retina de los aficionados.

Vídeo de la canasta ante los Magic de Rik Smits:

Sería dos años después cuando conseguiría entrar en el selecto club de los All Stars, en la temporada 1997-1998, cuando fue elegido para participar en el partido de las Estrellas. Rik Smits estaba en la élite de la NBA, siendo considerado uno de los mejores pívots de la liga.

Rik Smits en el All-Star de 1998:

Aparte de su estatura, de la que ya hemos hablado (2.24 metros, con una envergadura monstruosa que le hacía llegar a cualquier sitio) y de la capacidad de hundir el balón con potencia cada vez que tenía ocasión, de ahí su mote en la NBA, “The Dunking Dutchman”, Rik Smits era un jugador con una clase proverbial. Era capaz de anotar no sólo en las posiciones cercanas al aro, sino que disponía de un tiro de 4-5 metros muy efectivo, que le hacía un hombre muy peligroso y difícil de defender.

Fuente: fansided.com
Foto de Rik Smits con el Equipo del Este en el All-Star (1998):

El mayor logro del  holandés con su equipo fue llegar a disputar la Final de la NBA en el año 2000, cuando lograron el subcampeonato, perdiendo por 4 a 2 contra los Lakers de Shaquille O’Neal (de nuevo en su camino) y Kobe Bryant. Tras aquella exitosa, aunque agridulce temporada, Rik Smits decidía retirarse del baloncesto con tan sólo 33 años, y unas dignas medias a lo largo de su carrera de 14.8 puntos, 6.2 rebotes y 1.3 tapones por partido, con más de 12000 puntos en total y una sólida trayectoria en la NBA.

De hecho, es un jugador que consiguió el cariño y la simpatía de los seguidores de los Indiana Pacers, que le seleccionaron para el equipo del 40 Aniversario de los Pacers, elegido únicamente por los fans, siendo Rik Smits el cuarto más votado, sólo después de Reggie Miller, Mel Daniels y Jermaine O’Neal.

Rik Smits Career:

Para terminar, como curiosidad podríamos añadir que Rik Smits sigue viviendo en su querida Indiana, donde se quedó tras colgar las botas, y donde compite en competiciones de motocross, un deporte del que es un auténtico fanático. Llama poderosamente la atención el dato, ya que tiene que ser desde luego impactante ver a nuestro hombre montado en la moto con sus medidas.

Rik Smits a lomos de una moto de motocross….tremendo. Fuente Thetallestman.com

Una historia enorme, la de un jugador muy grande (y no sólo por su estatura).

Rik Smits, “The Dunking Dutchman”.

Rik Smits haciendo motocross….impresionante los dos vídeos que hemos encontrado

[slideshow_deploy id=’4066′]

 

Artículo escrito por Joaquín Yebra, en Twitter @JoaquinYebra Podeis leer más cosas mías en la web www.superbasket.es.

P,d: Graciasa @DanielGalea7 por tu gran Ayuda buscando material audiovisual para el Art. para @pivotworld9 sobre Rik Smits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *