Greg Oden en busca de la oportunidad perdida

Determinados jugadores, durante su carrera universitaria, generan unas expectativas, inmensas, que luego, por multitud de motivos, no se cumplen, hoy hablaremos de uno de ellos, de un jugador, que aparentaba tenerlo todo para llegar a ser uno de los pívots mas dominantes, pero que de momento se ha quedado en un aspirante, un jugador que la próxima semana, decidirá entre las diversas ofertas que tiene para volver a la NBA, pero que la verdad, a mi aun ha de demostrarme que merece esa  oportunidad.

Greg Oden nació en Búfalo, Nueva York, Estados Unidos, y su carrera, se ha precipitado como las cataratas del Niágara, que tiene al lado de casa, al igual que las cataratas, Oden, es un portento de la naturaleza, nacido un 22 de enero del 88, y con una altura de 213 y unos 113 kg de peso, se desenvuelve en la posición de 5 puro,  y su carrera profesional, esta mas marcada por sus lesiones, que por su juego, tanto es así, que ahora mismo es agente libre, ya que los Blazers cortaron su contrato.

Fuente: www.mavsmoneyball.com

Oden es de esos jugadores que dio el salto a la NBA joven, con tan solo un año de universidad completado, y con unos números dignos de una futura estrella, la universidad de Ohio State  los” Buckeyes” vieron como este gigantón se iba nada más y nada menos que a 15,5 puntos, 9,7 rebotes y 3,5 tapones por partido, ahí es nada, y eso que se perdió el inicio de la temporada por una lesión en su muñeca, pero su dominio del juego interior universitario era palmario, tanto en ataque, todo potencia, como en defensa donde imponía su enorme envergadura para rebotear y taponar a todo rival que osara acercarse a sus dominios, lo que le llevo a ser elegido en el quinteto ideal de la Big Ten Conference, y llevo a su equipo a la final de la NCAA, consiguiendo en octavos un tapón en el último segundo contra Tennessee, que les dio la victoria a los Buckeyes, en la final, pese al antológico partido que hizo, con 25 puntos, 12 rebotes y 4 tapones no pudo evitar que la Universidad de Florida se llevara el titulo pero sin duda el juego de Oden impresiono a propios y extraños, es mas el 27 de marzo de 2007 fue elegido All-American junto con Kevin Durant, siendo los primeros Rookies elegidos desde 1990.

Fuente: www.blogdebasket.com

Con estas referencias,  ahora mismo deberíamos estar hablando de uno de los pívots dominantes de las pinturas de la NBA, de uno de esos 5 que con su mera presencia, hacen variar el signo de un partido, pero la verdad es que eso no ha ocurrido, Portland Trail Blazers lo escogió con el número 1 del draft del 07, y yo no sé si es alguna maldición, o alguna conjunción astral negativa, pero Portland, lleva años, errando sus elecciones de jugadores interiores (errando a medias), en el 84 eligieron a Sam Bowie en el numero 2…dejando escapar a M.Jordan , y con un Bowie que era todo un crack…pero también muy propenso a las lesiones, algo que corto toda su carrera y que no permitió que fuera dominador en la liga, en el 86 eligieron al gran Arvidas Sabonis, que no debuto con ellos hasta pasada la treintena, y muy mermado físicamente, (y aun así fue uno de los mejores 3 pívots de la NBA de su época) o a Walter Berry que acabo por la ACB, pero ninguna elección de sus pívots en los drafts es con suerte (Sabas seria la excepción pero llego muy lesionado  y 9 años mas tarde de su elección en el draft del 86, y ya con su tendón de Aquiles muy tocado).

Fuente: guardianlv.com

Odem, siguiendo la tradición ya empezó mal su primera temporada, rompiéndose en la pretemporada, y quedándose toda ese primer año sin poder jugar ni un solo minuto,  la temporada 07-08 perdida, a la siguiente temporada, la 08-09 pudo disputar 61 partidos (recordemos que la regular season son 82), en ataque no tenía la facilidad que había demostrado en la universidad, aunque en defensa si dejo claro ser un jugador más que poderoso, sobre todo con un excelente tiempo de salto para poner tapones, en esta su realmente primera temporada en la liga, se fue hasta los 8,1 puntos,  7 rebotes y 1,1 tapones por noche, estando 21 min de media en pista, números que sin ser ni mucho menos malos, si son flojos para un numero 1 de draft, y más para un numero 1 que en su único año universitario se había mostrado muy superior a sus rivales, sin un gran tiro, saca sus puntos dentro de la zona, tiene potencial al poste, pero aun le queda mucho por aprender, eso hace que cuando le defiende alguien de su tamaño o alguien con quien no puede imponer su fuerza, pierda efectividad, ya que pese a que tiene potencial para jugar al poste, le falta técnica individual y trabajo de espaldas para superar a defensores potentes, una de las virtudes de Oden, es que carga muy bien el rebote ofensivo, y que saca muchas faltas a sus defensores, en su contra un paupérrimo 66% de tiros libres le hace perder efectividad en ataque, pero es a día de hoy, un jugador previsible, y en la NBA no puede imponer su inmensa capacidad física con la facilidad que lo hacía en la NCAA.

La defensa es su mejor virtud, pese a que tiene tendencia a comerse toda finta que le haga su atacante, y eso le provoca problemas de faltas,  duro en el poste bajo, tiene problemas cuando su atacante juega abierto, otra de sus virtudes es su capacidad para intimidar, taponar y cerrar el rebote defensivo, pero pese a todo ello, aun le falta mejorar en las facetas defensivas.

Pero pese a todo esto, la más grande de las lacras que tiene Oden, es su físico, ese mismo físico que le permite dominar la zona, también le traiciona, y se rompe con suma facilidad y asiduidad, aparte se rumorea, que las malas actuaciones le afectan demasiado a nivel mental.

En 2009-10 solo pudo disputar 21 partidos..y desde entonces hasta hoy…se ha pasado las temporadas en blanco, sin poder jugar ni un solo minuto, sus problemas de rodilla le han llevado a pasarse 3 de sus 5 temporadas en blanco, y entre las dos que si ha jugado ha disputado solo 82 partidos (61 una y 21 la otra) es decir el equivalente a una temporada en la NBA.

Fuente: commons.wikimedia.org

En estos 82 partidos ha dejado unas medias de 9,4 puntos, 7,3 rebotes y 1,4 tapones,  lo que llevo en 2012 a que Portland decidiese cortale, y en 2013, el propio Oden decidió dedicarse única y exclusivamente a su recuperación, con la esperanza de volver a jugar en la mejor liga del mundo.

Oden está ahora mismo preparándose para volver, se rumorea que 3 equipos, los actuales campeones los Heat, Sacramento y  los New Orleans Pelicans están interesados en el jugador,  y es posible que Spurs y Dallas también estén interesados en Oden, un Oden que aun no ha podido disputar ninguna temporada completa , un Oden que se ha quedado ahí, tenía que ser uno de los pívots que sustituyera a Shaq, pero de momento, las lesiones no han permitido que juegue, ni que compita, la verdad, a mi un jugador con su historial de lesiones, no me genera ningún tipo de buenas sensaciones, y menos cuando es un jugador, que de momento, siempre ha vivido bajo el aro gracias a su físico, que está muy por encima de su talento técnico, aunque cierto es que tiene un margen de mejora tan y tan grande que puede ser una apuesta interesante, no de momento como pívot titular, pero quizás si como pívot de rotación, y quien sabe, si las lesiones le respetan (que ya sería hora) quizás pueda ser ese gran pívot que maravillo en su etapa universitaria.

 

Artículo escrito por Jordi Perramón en twitter @guguseti

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *