Gheorghe Muresan un gigante rumano de 7 pies y 7 pulgadas

El baloncesto es deporte de grandes, aunque lo cierto es que los exageradamente grandes, muchas veces no acaban de destacar, su fisco es a la vez, su gran arma y su gran hándicap, sobre todo porque primero tienen tendencia a las lesiones, y segundo la velocidad no suele ser precisamente su fuerte.

Ejemplos tenemos mil, Dueñas, Yao Ming, Sabonis, Ralph Sampson, Sam Bowie,  Brad Daugherty… todos  grandes jugadores pero con físicos que los limitaban ( y aun así, Yao y Sabas eran maravillas y auténticos súper cracks ( y Sampson cuando estaba medio sano, también), y lo cierto es que nuestro protagonista de hoy, podríamos enclavarlo también ahí, pero además con un plus, ya que junto a Manute Bol, es el jugador más alto que ha jugado en la NBA, y además jugando bien.

Fuente: www.tvovermind.com LOS ANGELES - FEBRUARY 2: Gheorghe Muresan of the Washington Bullets looks on from the bench during an NBA game against the Los Angeles Lakers on February 2, 1997 in Los Angeles, California. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and/or using this Photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 1997 NBAE (Photo by Andy Hayt/NBAE via Getty Images)
Fuente: www.tvovermind.com
LOS ANGELES – FEBRUARY 2: Gheorghe Muresan of the Washington Bullets looks on from the bench during an NBA game against the Los Angeles Lakers on February 2, 1997 in Los Angeles, California. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and/or using this Photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 1997 NBAE (Photo by Andy Hayt/NBAE via Getty Images)

Gheorghe Dumitru Muresan, nació el 14 de febrero de 1971 en Tritenii de Jos Rumania, y era un 7ft 7 in, es decir un jugador de 231 de altura y 139 kg de peso, se le considera por milímetros el jugador más alto que ha jugado en la NBA ´(según parece era milímetros más alto que Manute Bol),como curiosidad comentaros que Muresan, era así de alto debido a una enfermedad de su glándula pituitaria, la acromegalia, que es una enfermedad rara, crónica y que está causada por una secreción excesiva de hormona del crecimiento, la cual se produce en la pituitaria, como curiosidad deciros que pese a su 231 no es la persona más alta de Europa, ese honor lo tiene Neil Fingleton que mide 2.32.

Lo cierto es que Muresan empezó con esto de la pelotita naranja de casualidad, un día Gheorge visito a un especialista para tratarse de sus dolores, tenía 15 años, y ya media 207, el médico le pregunto donde jugaba y la respuesta de Muresan ¿jugar a qué?.

La divina providencia quiso que ese doctor, amante de la pelotita naranja, se encontrara con un chaval de 15 años, y 207, el médico que hacía de arbitro en sus ratos libres llamo a un amigo suyo, entrenador de la Universidad de Cluj-Napoca, y a partir de ahí….Muresan y baloncesto se unieron en una maravillosa confluencia.

Muresan  comenta cuando lo entrevistan que en sus inicios era, de largo, el peor del equipo, y sumaba más errores que aciertos, físicamente no estaba al 100%  y pese a que se esforzaba muchísimo era el peor, eso sí, el gusanillo del basket, la droga que es el basket, caló en él, le gustaba jugar, se esforzaba como un animal, y como el mismo dice, sentía haber nacido para jugar a basket.

Fuente: xn-----7kcbafccmcmaebg5acinx8cmelm0atdp6ag1b.xn--p1ai
Fuente: xn—–7kcbafccmcmaebg5acinx8cmelm0atdp6ag1b.xn--p1ai

Entrenaba como un poseso, a todas horas, y lo hacía con el único objetivo de ayudar a su equipo a ganar partidos, el siguió creciendo tanto en tamaño como  en su juego, así ficho por el CS Universitatea Mobitelco (91-92),.

En octubre del 91, en la segunda ronda de la Recopa,  había un partido a priori fácil y sin historia, el Pau Orthez visitaba la Transilvania más profunda para enfrentarse al equipo de nuestro gigante, lo cierto es que la táctica rumana era muy simple y muy habitual, balón al bueno, o en este caso, al grande, los

Fuente; gotemcoach.com
Fuente; gotemcoach.com

franceses simplemente no podían parar al gigante, y en defensa Muresan intimidaba más la primera vez que vas a visitar a tus suegros.

A la media parte, ese partido fácil para los franceses era un +22 a favor de los rumanos. Al final una reacción y mejora en el juego francés dejo la eliminatoria asequible al acabar el partido 107 – 101 pero los franceses se quedaron con un dato, Muresan les había endosado nada más y nada menos…que 39 puntazos.

A la semana siguiente el Pau-Orthez  preparo el partido a consciencia para poder parar al gigante, pero no sirvió de nada, volvió a ser imparable y solo la quinta falta consiguió pararlo, pero esos dos partidos, abrieron las puertas de la liga francesa a nuestro chiquitín.

Pierre Seillant presidente del Pau-Orthez, tuvo claro que tenía que traérselo a Francia, y se lo trajo, eso sí, compitiendo con el Messaggero de Roma por su fichaje.

En Francia jugo una temporada, en la que lo trataron de cine, se le extirpo el tumor en la pituitaria, y se le protegió de la prensa que muchas veces se aprovechaba de la ingenuidad del rumano y lo hacía quedar como un animal de feria, él respondió adaptándose rapidísimamente, aprendió el idioma con clases intensivas, a nivel deportivo, y a diferencia de lo que pasaba en su anterior club el juego no se basaba solo en él, pero se convirtió en un baluarte del Pau-Orthez, dominaba  el rebote defensivo, intimidaba y mejoraba su juego día a día.

Mejoraba tanto que su nombre se relaciono con uno de los grandes de Europa, El FC Barcelona, que le llego a hacer un súper ofertón, 130 millones de pesetas, pero cuando todo parecía hecho, los servicios médicos desaconsejaron su fichaje al no superar la revisan medica a la que lo sometieron.

No se qué pruebas medicas le hicieron, pero lo que si se, es que nos privaron de ver en el Palau a un jugador que podía haber sido dominante en la liga y en la Euroliga, pero por desgracia para nosotros y por suerte para él la NBA se fijo en su juego.

Muresan fue escogido en la segunda ronda del draft del 93, en la posición número 30, siendo su destino los Washington Bullets, con quien jugaría del 93 al 95, en el lookout del 95 volvió al Pau-Orthez, para volver a los Bullets donde estuvo hasta el 97, de ahí paso a los New Jersey Nets donde jugó 1 temporada, 99-00, al año siguiente abandono la NBA para volver a Francia, de nuevo al Pau-Orthez, donde estuvo una temporada.

Tras 4 años sin jugar, Muresan jugó un partido con los Maryland Nighthawks, y donde se dio la circunstancia de que por primera vez Muresan no era el más alto, ya que tenía enfrente a Sum Mingming un jugador chino que mide 236.

Fuente: www.prosport.ro Washington Bullets center Gheorghe Muresan (77) stops a shot by Houston Rockets center Hakeem Olajuwon (34) in the second quarter Friday, Dec. 8, 1995, in Houston. (AP Photo/Pat Sullivan)
Fuente: www.prosport.ro
Washington Bullets center Gheorghe Muresan (77) stops a shot by Houston Rockets center Hakeem Olajuwon (34) in the second quarter Friday, Dec. 8, 1995, in Houston. (AP Photo/Pat Sullivan)

Si miramos números veremos que las medias históricas en la NBA de Muresan son de 9.8 puntos, 6.4 rebotes, 0.5 asistencias, 0.6 recuperaciones, 1.5 tapones, si miramos más detenidamente, veremos que su mejor temporada es la 95-96 con 14.5 puntos, 9.6 rebotes, 0.7 asistencias, 0.7 recuperaciones y 2.3 tapones, consiguiendo ese año el trofeo MIP(Most Improved Player), que es el trofeo a jugador más mejorado de la liga.

Muresan, pese a su gran altura, no era un tronco, se movía siempre cerca del aro, pero se sabía mover cerca del aro, no eran movimientos excesivamente elegantes, pero si efectivos (2 veces gano el título de jugador con mejor porcentaje de tiro), sacaba un buen ganchito con la mano derecha o un buen tiro (eso sí peculiar) desde cerca del aro, aparte también hacia un buen reverso.

Fuente: www.prosport.ro
Fuente: www.prosport.ro

Muresan era internacional por su país, Rumania,  tanto a nivel junior y sub 22 como a nivel absoluto,  así en categorías inferiores sus medias eran de 18 puntos, a nivel absoluto son de 16.5 puntos, con competiciones en las que ha promediado 24 puntos.

Lo cierto es que no era rápido, pero gracias a su gran potencia física  y a su presencia conseguía hacerse un hueco y anotar, en defensa era un valladar, intimidador, buen reboteador, eso sí, no es que su movimiento lateral fuera malo, es que no tenia, , pero plantado en medio de la zona, era como el coloso de Rodas.

Su principal defecto, era justamente su gigantesco físico, que le causaba infinidad de problemas y lesiones, y que no le permitía rendir con continuidad, así llego a pasarse un año en blanco por culpa de su tendón de Aquiles, a nivel de juego, su peor defecto era su lentitud, que cuando no estaba en forma, se acentuaba.

Como curiosidad decir que siempre lucio el numero 77, número que representaba su altura 7 pies 7 pulgadas, y que apareció como actor principal en la película my giant junto a Billy Cristal, también apareció en un video musical de Eminem en la canción” My name is” .

En la actualidad dirige un campus de basket para jóvenes desfavorecidos llamado giant Basketball Academy y vive en Nueva Jersey.

Sin duda, Muresan, es uno de esos  maravillosos gigantes que aparecen de tanto en tanto en el baloncesto, un chico que no conocía el basket hasta los 15 años, proveniente de una familia pobre, pero con unas grandísimas ganas de mejorar y aprender, algo que hizo a base de trabajo y esfuerzo, y que consiguió llegar a ser un jugador de un grandísimo nivel, algo que hizo superando todo tipo de obstáculos.

La verdad, me quede con las ganas de verlo con  la elástica de mi equipo, el FC Barcelona, pero una revisión médica….nos lo impidió…a saber qué hubiera pasado, con el gigante transilvano en nuestras filas.

Lo que si está claro, es que si en la NBA, consiguió convertirse en un jugador importante, en Europa se hubiera convertido en un jugador aun más dominante, no era el mayor talento del mundo, y rápido, rápido, no era, pero 231 es una altura tremendamente exagerada, y 139 kg un peso difícil de defender, de Muresan me gusta que aprendió a sacar ventaja de sus virtudes, de su cuerpo, de su peso y de su altura, y a base de trabajo y paciencia, aprendió a jugar a baloncesto, y lo cierto es que no lo hacía nada, pero nada mal, heterodoxo si queréis, incluso de movimientos un pelín antiestéticos, pero efectivos, y para un 231,no era torpe.

Fuente: blog.cursuribaschet.ro
Fuente: blog.cursuribaschet.ro

Como curiosidad deciros que su hijo, que también se llama George Muresan mide ya 213 con tan solo 16 años, juega en los Lions de St.Andrew´s y por lo que dicen  apunta maneras, pero de eso ya hablaremos dentro de unos cuantos años, si es que consigue llegar al nivel de su padre, algo sin duda difícil, pero….todo es posible, y no os voy a engañar, me encantaría poder decir que he escrito sobre Gheorge Muresan un 231 que conquisto América como de George Muresan, una joven promesa que pretende emular y mejorar los éxitos de su padre…pero para eso, tendremos que esperar que el joven Muresan, llegue a profesionales, algo para lo que aún faltan unos cuantos añitos.

 

Artículo escrito por Jordi Perramon Xinxola en twitter: @guguseti

 
Culpable de cosas como www.pivotworld9.com
Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com para el FC.Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *