CHRIS BOSH: “LLEGÓ LA HORA DE VOLVER”

Hoy toca recordar a uno de los interiores con más talento de nuestra época, pero quizás uno de los jugadores  menos reconocidos para la mayoría, esto se puede deber a que sus éxitos han llegado de la mano de Lebron, pero también debemos tener en cuenta el porcentaje de “culpa” que el ala-pívot texano ha tenido en los mismos. En mi opinión ha sido un jugador clave. Tras la marcha de Lebron James del equipo rumbo a su antiguo hogar (los Cavs) les toca tanto al bueno de Bosh como a Wade demostrar que la clave del éxito de la franquicia de Florida no se basaba únicamente en la figura de James y serán los encargados de ocupar el rol vacante de estrella del equipo. Aunque la sombra de Lebron es alargada y será muy difícil llenar su “vacío”, ambos ya han demostrado en el pasado estar capacitados más que de sobra para dar el paso al frente y repetir éxitos pasados.

Fuente; triangleoffense.com
Fuente; triangleoffense.com

Bosh también bautizado con los motes de “CB” o “Boshzilla”, es un jugador que puede desempeñar a perfección las posiciones de “4” y de “5” gracias sus 2,11 de altura y sus 106 kg. que le otorgan las condiciones físicas óptimas para rendir a un alto nivel en ambas posiciones. En la parcela ofensiva es un jugador completísimo que domina casi todos los registros, experto en jugar en el poste bajo, posee un gran tiro de media distancia y un más que aceptable tiro desde la línea de tres, buen uno contra uno, buen manejo de balón, buena lectura del juego etc… todas estas cualidades unidas a su gran condición física y agilidad le convierten en un arma ofensiva casi infalible. En el apartado de las contras, está su faceta defensiva, siempre se le ha criticado su actitud a hora de ponerse el mono de trabajo, su poca intensidad a la hora de defender su zona aun así gracias a su envergadura es un jugador que coloca bastante tapones y captura un buen número de rebotes (en el total de su carrera está en una media de 8,7). En definitiva a pesar de su déficit defensivo que es corregible, Chris Bosh es uno de los grandes pívots que nos ha tocado ver en nuestros días.

INICIOS EN EL BALONCESTO Y ETAPA UNIVERSITARIA

Chris Bosh nace el 24 de Marzo de 1.984 en Dallas (Texas), procedente de una familia muy ligada al baloncesto, Bosh desde muy pequeño empezaría a practicarlo con su hermano y su padre. Lo compaginaría también con el baseball pero finalmente se decantaría por completo al basket, jugando en el equipo del instituto Lincoln de Dallas, a los que guiaría a una temporada perfecta con un balance de 40-0. Chris era la gran estrella de ese equipo y empezó a llamar la atención de todo el mundo relacionado con el baloncesto universitario, su gran año también le sirvió para hacerse con varios premios individuales como el de jugador del año del instituto Lincoln y mejor jugador del año en Texas. En aquella época Bosh tenía muy claro a quien quería parecerse en su juego, ni más ni menos que a Kevin Garnett, jugador del que se declaraba fan y que años después tendría la oportunidad de enfrentarse cara a cara en una cancha de la NBA.

Fuente; www.photofile.com
Fuente; www.photofile.com

Bosh se matricularía en Georgia Tech para jugar en las filas de los Yellow Jackets. Solamente lo haría una temporada ya que al término de la misma le convencen de que está preparado para dar el salto a la NBA. En esa única temporada promedia 15,6 puntos, 9 rebotes y 2,2 tapones, también conseguiría liderar la conferencia de la costa Atlántica en tiros de campo con un 56% de efectividad, pasando a la historia como el único novato en conseguirlo junto con otro gran jugador de la NBA, Antawn Jamison. Al final de la temporada se declara elegible para el draft de 2.003 en el cual es elegido en el 4º puesto por los Toronto Raptors. A menudo en varias entrevistas Bosh ha declarado echar de menos sus días como universitario, también su deseo de volver algún día a retomar sus estudios donde los dejó para completarlos y cumplir así una promesa hecha a su madre.

PRIMEROS AÑOS EN LA NBA, ETAPA EN TORONTO

Bosh firma su contrato con la franquicia canadiense el 8 de Julio de 2.003, llega a un equipo a priori modesto, sin muchas opciones reales de luchar por el anillo, con dos jugadores como principales baluartes del equipo, un prometedor joven llamando a ser la futura figura del equipo (Vince Carter) y otro “All-Star” más veterano que jugaba en su misma posición (Antonio Davis). Al bueno de Bosh le cuesta entrar en el equipo, a menudo jugando fuera de su chris-bosh-br2posición natural (en aquellos entonces Chris era un “4” delgadito) enfrentándose a jugadores más altos y más fuertes que él. Bosh encuentra en el veterano alero Michael Curry un gran apoyo, una especie de mentor que le ayuda a crecer en el equipo, a menudo es elogiado por compañeros y técnicos por el pundonor demostrado incluso jugando con molestias derivadas por los encontronazos con los pívots más fuertes de la liga, aun así siempre dio un paso al frente  y terminaría su primera temporada consiguiendo un sitio en el quinteto titular y ser un jugador importante en la faceta ofensiva. Sus 11,5 puntos, 7,4 rebotes y 1,4 tapones en 33,5 minutos de juego le valen para ser elegido en el mejor quinteto de rookies del año.

En la siguiente temporada los Raptors se quedarían sin el jugador al cual le habían reservado el papel de jugador franquicia, y que era el ídolo absoluto de los aficionados de los Raptors, la joven estrella Vince Carter sería traspasado a mediados de temporada, cansado ya de esperar refuerzos de nivel para volver a luchar por el título no vio en Bosh ese jugador que él esperaba y decidió hacer las maletas rumbo a New Jersey, a cambio los Raptors recibían al veterano pívot Alonzo Mourning , a Eric y Aaron Williams y dos futuras primeras rondas del draft. Este “contratiempo” hace que Chris Bosh sea quien coja las riendas del equipo y se convierta en el jugador principal en el cual se basaría el proyecto de los de Toronto. En los partidos ya sin Carter, Bosh aumenta sus registros en todas las facetas, sus números generales en toda la temporada eran de 16,8 puntos, 8,9 rebotes, 1,9 asistencias y 1,4 tapones y en los partidos en los que fue la referencia del equipo sus guarismos aumentaron hasta los 18,4 puntos, 9,5 rebotes y 1,6 tapones. Bosh terminaría la temporada siendo el máximo anotador del equipo en 21 ocasiones y el máximo reboteador en 46, había demostrado a todos que podía desempeñar a la perfección el rol de estrella y su siguiente reto era el poder llevar a la franquicia canadiense de nuevo a la lucha por los playoff.

Fuente: www.nba.com
Fuente: www.nba.com

La temporada 2.005/06 es un punto de inflexión para Bosh, es nombrado uno de los capitanes del equipo y seguía mejorando a pasos agigantados su juego, convirtiendo en algo más o menos habitual conseguir dobles figuras en cada partido, también había mejorado bastante en su faceta de asistente desde el poste, aumentando considerablemente su media de asistencias esa temporada. Dicha evolución en su juego no pasa desapercibida en la liga, y el 9 de Febrero de 2.006 le llegaría su recompensa al ser elegido por primera vez para disputar el partido de las estrellas, convirtiéndose así en el tercer jugador de la historia de la franquicia en lograrlo tras los nombrados anteriormente Antonio Davis y Vince Carter. Poco después del All-Star sufre una lesión que le apartaría de las canchas lo que restaba de temporada, sin su estrella los Raptors se desploman y solo consiguen ganar un partido de los últimos once terminando con una marca de 27-55 quedando una vez más fuera de playoff. Bosh termina la temporada con 22,5 puntos, 9,2 rebotes y 2,6 asistencias, y con la sensación de ser el único referente del equipo.

La siguiente temporada por fin llegaría el premio de jugar en las rondas finales por el título, no sin esfuerzo, tras un mal inicio de temporada a nivel colectivo, solo sostenidos por su gran nivel individual, con una media de 22 puntos 11 rebotes por partido, que le valen para ser elegido de nuevo para el partido de las estrellas, esta vez como titular y siendo el segundo jugador interior más votado de la conferencia este. Una gran recta final de temporada impulsa a los Raptors a hacerse por primera vez con el título de su división, gracias en gran parte a las exhibiciones de Bosh que consigue un hecho insólito, y es que el Air Canadá Centre cantaría al unísono el famoso cantico “M-V-P” pidiendo el premio para su estrella. Termina el año con 22,6 puntos y 10,7 rebotes y con varios hitos para la franquicia, su balance final de 47-35 era un récord al igual que el 30-11 conseguido en casa. Ahora les tocaba medirse a un viejo conocido en las eliminatorias por el título, a los Nets de Vince Carter. La eliminatoria había levantado mucho revuelo en los medios por el morbo de ver de nuevo a Carter jugando contra su ex equipo, pero la realidad no daría opción a los canadienses que caen a las primeras de cambio en 6 partidos ante un equipo que venía de jugar unas finales y que ese año repetirían el mismo puesto, los Nets de Kenyon Martin, Jefferson, Carter y sobre todo un inmenso Jason Kidd, eran mejor equipo y lo demostraron. La primera participación de Bosh en unos playoff se salda con 17,5 puntos, 9 rebotes, 2,5 asistencias y 1,8 tapones.

Fuente; www.zimbio.com
Fuente; www.zimbio.com

De cara a la siguiente temporada los Raptors se refuerzan y llegan varios nombres importantes, ya habían pagado su inexperiencia en  los pasados playoff así que a priori y con las llegadas de Andrea Bargiani (todo un nº 1 del draft) un especialista desde la línea de tres, Jason Kapono, y con jugadores que habían dado un paso al frente en el equipo como José Manuel Calderón y Jorge Garbajosa, los Raptor se las prometían muy felices esa campaña. Hasta que las

Fuente: www.thestar.com
Fuente: www.thestar.com

lesiones se cebaron con ellos, mermando a piezas claves como el base T.J Ford, Jorge Garbajosa y el mismo Bosh. A pesar de las dificultades, Bosh esa temporada volvería a ser elegido para el All-Star y terminaría el año de nuevo jugando playoff con una marca de 41-41, le esperaban los Magics de Howard en el camino. De nuevo volverían a caer en primera ronda esta vez por 4-1, los Magics arrasan a los Raptors y Howard y los suyos seguirían en la lucha por el anillo. Así acabaría la historia de Bosh y los playoff con la franquicia de Toronto, a nivel individual seguiría haciendo muy buenos números, pero a nivel colectivo el equipo no funcionaba a pesar de los continuos cambios en busca de la clave del éxito, así llegaron buenos jugadores con experiencia y caché al equipo como Jermaine O´Neal, Nesterovic, Shawn Marion, Türkoglu etc… pero no conseguían montar un equipo competitivo que convenciese al bueno de Chris Bosh. En su última temporada con los Raptors, Bosh firma los mejores números de su carrera: 24 puntos, 10,8 rebotes y 2,4 asistencias pero no le sirven para meterse en playoff, para lo que si le sirven es para arrebatarle varios registros de la franquicia a Vince Carter y convertirse así en el mejor jugador de la historia de los Raptors hasta el día de hoy, algunos de los récord citados anteriormente son los siguientes:

·Más minutos jugados en la historia de los Toronto Raptors.

·1er jugador en llegar a los 10.000 puntos con los Toronto Raptors.

Fuente: http://www.zimbio.com/
Fuente: http://www.zimbio.com/

·Máximo reboteador de la historia (también en rebotes defensivos y ofensivos) de los Raptors.

·Máximo reboteador (también incluye rebotes defensivos y ofensivos) en una temporada con los Raptors.

·Máximo taponador de la historia de los Toronto Raptors.

·Máximo anotador de tiros libres en la historia de los Raptors (también máximo anotador de tiros libres en una temporada).

·Más dobles-dobles en la historia de los Raptors.

·Más dobles-dobles en una temporada en la historia de los Raptors.

Podemos decir que Bosh abandona la franquicia canadiense pasando a la historia de la misma, habiendo marcado una época, siendo adorado por su afición y no yéndose por la puerta de atrás dejando ese sentimiento de “traición” en la afición de los Raptors como lo hiciera Vince Carter. Se fue dejando un emotivo mensaje a todos los aficionados de los Raptors en donde les dejaba claro que la decisión había sido difícil y que agradecía cada minuto jugador para ellos. Su decisión era firmar por los Heat de Miami, para por fin luchar por lograr título de campeón formando un “Big Three” para la historia junto con Dwayne Wade y Lebron James.

ETAPA EN MIAMI, LA LLEGADA DE LOS ÉXITOS

Con su llegada a los Heat, Bosh cambia su rol, con los de Florida no sería el jugador franquicia que era en Toronto, ese honor recae en Lebron James que se hace dueño y señor de la franquicia con la esperanza de volver a conquistar el título de la NBA, cosa que no hacían desde el año 2.006 con un tal Shaquille O´Neal en sus filas. En su primera temporada en Miami le cuesta adaptarse un poco a su nuevo papel dentro del equipo aunque en lo colectivo no se notaría demasiado llegando a lograr un parcial de 21 victorias y 1 derrota. Terminan el año con 58 victorias y es así como volvería a disputar unos playoff y esta vez con garantías de ganarlos. Los Heat dejan por el camino a los Sixers en primera ronda, a los Celtics en semifinales y en la final de conferencia a los Bulls. Es en la final de conferencia contra los de Illinois donde se ve lo mejor de Bosh, ayuda con una media de 23,2 puntos a finiquitar la serie por la vía rápida con un 4-1. En la gran final contra los Mavericks de Nowitzki, Bosh no consigue rendir a un buen nivel, teniendo un pésimo porcentaje en tiros de campo, aun así una canasta suya sobre la bocina ayuda a ganar el tercer partido de la serie, aunque finalmente el título caería en manos del conjunto texano.

Fuente; basketexpress.net
Fuente; basketexpress.net

En su segunda campaña en Miami es cuando se asienta definitivamente en la posición de “5” puro, ese mismo año también sería en el que se consolidase como un tirador fiable desde la línea de tres puntos, aunque siempre había tenido porcentajes más que aceptables nunca había sido un tirador habitual, cosa que sin duda sería una de las claves para conseguir el anillo de campeón esa misma temporada. Comienza con fuerza los playoff y en semis ante los Pacers promedia 14 puntos y 7,8 rebotes pero una desafortunada lesión lo aparta de las canchas el resto de la serie y parte de las finales de conferencia ante los Celtics. La final se alarga hasta el séptimo partido, donde aparece recién salido de la lesión un enorme Chris Bosh que con 19 puntos y un 3/4 desde el triple mete por segundo año consecutivo a los Heat en la gran final, esta vez se verían las caras con los Thunders de Durant, Ibaka y Westbrook. Los Heat se hacen con la victoria por 4-1 y en el quinto y decisivo partido de la serie vuelve a aparecer la figura de Bosh con 24 puntos, consiguiendo por fin su primer anillo de campeón, en dicha final sus números son de 14,6 puntos y 9,4 rebotes. De esta manera tanto Bosh como Lebron después de tanto tiempo persiguiéndolo, por fin se proclaman campeones de la NBA y todo hacía indicar que no sería el último para el big three de Miami.

En la siguiente temporada todo iba sobre ruedas para Bosh y los suyos, a nivel colectivo los Heat volvían a lograr la mejor marca de victorias de la liga y en lo personal, Chris volvía a jugar un All-Star. En las eliminatorias finales por el título, Bosh es protagonista ante los Bulls anotando 20 puntos y capturando 19 rebotes en el partido decisivo. En su tercera final consecutiva los Heat se verían las caras ante los Spurs comandados por “los viejos rockeros” (Tim Duncan, Manu Ginobili y Tony Parker). La final se alargaría hasta el séptimo partido, siendo una de las finales más vibrantes que se recuerda. El cuarto partido se presumía clave, la serie estaba 2-1 para los Spurs, es entonces donde aparecen las tres grandes estrellas de los Heat para empatar la contienda, el partido acaba con 33 puntos de Lebron, 32 de Wade y 20 puntos y 13 rebotes para Bosh. Otro momento clave de la final se daría en el sexto partido, San Antonio lo tenía ya en su mano a falta de pocos segundos, Lebron se la jugaría con un triple para empatar que no entra pero el rebote ofensivo lo capturaría Bosh que vería solo en la esquina a todo un especialista como Ray Allen que no fallaba para llevar el partido a la prórroga. Ya en la prórroga los Heat dominaban a falta de pocos segundos cuando los Spurs deciden jugársela  con su jugador enrachado, Danny Green que ve como su tiro es taponado por Chris Bosh mandando la serie al último y definitivo partido, donde Bosh no consigue aparecer gracias en gran parte a la gran defensa de Tim Duncan pero no consigue evitar que los Heat ganasen su segundo título consecutivo.

Fuente: marcador.do
Fuente: marcador.do

Ese segundo título consecutivo sería en canto del cisne de la franquicia de Florida. Volverían a repetir final de nuevo ante los Spurs pero esta vez serían los de San Antonio con un juego colectivo simplemente brillante los que se llevarían el gato al agua. Ya antes en las finales de conferencia los Heat habían dado señales de que no eran el equipazo prácticamente invencible de antaño, y los Pacers le harían sudar tinta china para repetir éxito. Al término de la pasada temporada muchos eran los rumores de que los tres grandes de Miami se marcharían del equipo, finalmente y después de todo lo que se había dicho Bosh firma su renovación el 30 de Julio de 2.014 y tras la salida de James comienza una etapa en los Heat.

A pesar de que todavía le quedan años por delante, Bosh ya ha conseguido diferentes premios y reconocimientos individuales a continuación vamos a recordar los que a nuestro juicio son los más relevantes:

Fuente: anglerz.com
Fuente: anglerz.com

·8 veces mejor jugador de la semana de la conferencia este

·1 vez mejor jugador del mes de la conferencia este (Enero 2.007)

·1 vez ganador de la división Altalntico

·4 veces ganador de la división sudeste

·2 veces ganador de la NBA

·9 veces All-Star de la NBA

·1 vez elegido en el 2º quinteto de la NBA (2.007)

· Mejor quinteto de rookies (2.004)

A todo esto hay que sumarle los éxitos obtenidos por Bosh en la selección americana, ganando el oro en los juegos olímpicos de Pekín en 2.008 y el Bronce en el campeonato del mundo de 2.006 en Japón, dos preseas más para sumar a su palmarés.

A sus 30 años, al bueno de Chris le toca dar un paso al frente y liderar junto con Wade la nueva etapa de los Miami Heat post Lebron, está en la edad perfecta, en un momento de madurez óptimo para asumir tal responsabilidad, las cualidades y el carácter necesario ya demostró tenerlo en su etapa en Toronto, ahora todos estamos expectantes con ganas ver hasta dónde pueden llegar estos Heat y de ver hasta qué punto logran hacer olvidar a todos los aficionados de Miami la etapa de Lebron James. Por eso su hora ha llegado, la hora de volver a ser un referente en la NBA.

 

[slideshow_deploy id=’3479′]

 

 

Artículo escrito por: Juan Espejo Armero    en Twitter: @Juanespejo_21

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *