Otis Howard, un “animal” en la zona

Cuando empezamos esta página, pedí a la gente, que me diera ideas para hacer artículos, es por eso que hice artículos de algún jugador que era poco conocido, como el gran Pero Cameron, y la verdad me puse a buscar alguno de esos jugadores, el problema es que encontrar información o fotos, o ya no digo videos de depende que jugadores es complicado, aparte pese a que a algunos los he visto jugar, era muy pequeño, y no recuerdo demasiado bien su juego.

Fuente: Wikipedia
Fuente: Wikipedia

Pero eso no quita que se pueda escribir sobre algunos de los mejores pívots que han pisado ese sacrosanto lugar que es toda pista de baloncesto, y es por ello que hoy me lanzo con un enorme jugador, al que vi jugar, pero que la verdad recuerdo poco.

Nuestro protagonista no es otro que Willie Otis Howard, un pívot de 201 y unos 100 kg de peso, nacido en Oak Ridge, Tennesse, Estados unidos un 5 de noviembre de 1956.

Fuente: it.wikipedia.org
Fuente: it.wikipedia.org

Otis Howard desarrollo su carrera universitaria en la Universidad de Austin Peay, donde estuvo de 1977 a 1978, en ese año, en el 78, fue escogido en la cuarta ronda, en el puesto 80 por los Milwaukee Bucks, y con los Bucks debuto en la NBA, pero al cabo de unos cuantos partidos fue traspasado a los Detroit Pistons, pero al acabar la temporada fue cortado por los Pistons y Otis decidió continuar su carrera en Europa, en concreto a Italia, y su primer destino fue el Sarila Rimini (78-80) y de ahí salto al Pallacanestro Bríndisi, (80-84) donde se paso 4 temporadas, al final de las cuales dio el salto a uno de los mejores equipos de Europa, ya que fichó por el FC.Barcelona, equipo con el que solo disputo una temporada (84-85) pero que fue altamente prolífica a nivel de títulos, ya que consiguió una Recopa de Europa y 1 Mundial de Clubs, tras su corta etapa en blaugrana ficho por otro club de la liga ACB, por el Clesa Ferrol, donde jugó durante dos temporadas (85-87) tras las cuales volvió a la liga italiana, en concreto al San Benedetto Torino (87-88), al año siguiente ficho por el Sharp Montecatini(88-89) y tras esa temporada volvió a la ACB, en concreto al Tenerife Nº1,(89-90) al final de esa temporada se retiro del baloncesto profesional.

fuente; www.todocoleccion.net
fuente; www.todocoleccion.net

A lo largo de su carrera ACB acumulo unos números de autentico  crack, así se fue hasta los 20.9 puntos, 8.9 rebotes,0.7 asistencias, y 1.4 balones recuperados, (estadísticas aquí) para una valoración media de 19.1 en 36 min de media, sin duda números de autentico crack, unos números que en la Lega Italiana fueron de 24.2 puntos, 12.6 rebotes,0.8 asistencias y una valoración media de 26.9, pero que en la temporada 83-84 en las filas del Bartolini Bríndisi se fue hasta unos estratosféricos 29 puntos, 13.7 rebotes, 1 asistencia y una valoración media de 31.9, como veis números de un autentico crack (estadísticas en lega aquí), en cambio en la NBA sus números no fueron espectaculares, en los 14 partidos que disputo (11 en Detroit y 3 en los Bucks) solo consiguió unas medias de 3.3 puntos, 2.3 rebotes, 0.3 asistencias en escasamente 7.3 minutos de juego (estadísticas NBA aquí).

Imagenes de la Recopa que conquisto Otis Howard con el Barça

Lo cierto es que su decisión de ir a Europa nos permitió disfrutar de su juego,  un juego que en Europa le convirtió en toda una estrella con unos números al alcance de muy pocos jugadores, un autentico dominador en la zona, capaz de anotar y de rebotear con una facilidad más que pasmosa.

Os adjunto un link donde creo podreis descargaros el partido de la final de la recopa del 85 entre FC Barcelona y Zalguiris : clicad aqui

 

Artículo escrito por Jordi Perramón en twitter: @guguseti

Un comentario sobre “Otis Howard, un “animal” en la zona

  • el julio 3, 2016 a las 7:40 am
    Permalink

    Gran talento pero en el Barça no entendio que era uno más y no la gran estrella.Es una pena que no se integrase en el equipo azulgrana y que Mike Davis no fuera capaz de controlarse.Siempre he pensado que eran dos enormes jugadores que se complementaban muy bien y, si hubieran jugado centrados, hubieran dado inolvidables tardes de espectaculo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *