ANTHONY DAVIS: “El futuro ya esta aqui”

A pocos días para que dé comienzo una nueva temporada en la NBA, muchos son los nombres que aparecen para ser actores principales de la película de este año, pero nosotros queremos resaltar a uno que ya el curso anterior dejó muestras de su enorme calidad a pesar de su juventud y que si todo va según lo previsto este año puede ser el de su irrupción como una mega estrella de la liga, ese no es otro que Anthony Davis, ese chaval con pinta de estar algo empanado, el de la ceja kilométrica, pero que cuando se pone a jugar al baloncesto lo hace como los ángeles, como ya demostró este verano siendo uno de los jugadores claves de su selección, que simplemente podemos decir que se paseó en España camino al oro. A continuación vamos a intentar conocer algo más a esta joven estrella de la NBA.

Fuente: bleacherreport.com

Anthony Davis Jr. es un ala-pívot nacido el 11 de Marzo de 1.993 en Chicago (Illinois), actualmente está en 2,08 y 100 kg (no descartamos que siga creciendo). A pesar de su juventud está a punto de iniciar su tercera temporada en la mejor liga del mundo, y ya es uno de los referentes de su equipo, pero para llegar hasta ahí ha tenido que recorrer un largo camino que comenzó  en un instituto cualquiera de Chicago y que obtuvo su recompensa en el draft de 2.012, donde el bueno de Davis fue número uno del mismo, de manos de los New Orleans Hornets.

ETAPA EN EL INSTITUTO Y UNIVERSITARIA

Anthony acudió a un instituto menor (baloncestísticamente hablando), los medios de comunicación no le daban mucha cobertura debido al poco nivel que poseía. Davis en su primer año jugaba de alero, era famoso por sus triples

Fuente: www.usatoday.com
Fuente: www.usatoday.com

desde la esquina, pero antes de comenzar su segunda temporada ya había crecido 10 centímetros y ese mismo verano había estado trabajando con su tío y su primo su juego interior, aun así siguió jugando por fuera los siguientes años. Debido al potencial del chico, su padre barajaba la opción de cambiarlo de instituto, con el fin de que Davis pudiera desarrollar su potencial con chicos de más nivel, finalmente desecharon esa opción tras seguir el consejo de un amigo de la familia vinculado al mundo del baloncesto que les vino a decir lo siguiente: “Si eres bueno da igual donde juegues te encontrarán” y así sucedió, ya que antes incluso de que se matriculara en la universidad, eran varios ya los analistas que lo postulaban como número uno del draft.

Se matriculó en la universidad de Kentucky, para jugar a las órdenes de John Calipari en los Wildcast de Kentucky. Su propio entrenador nada más verlo lo comparó con Marcus Camby pero reconociendo que Anthony Davis poseía un mejor tiro de media distancia que Camby. Solo jugaría una temporada en el baloncesto universitario, con unos números fabulosos: 14,2 puntos, 10,4 rebotes, 4,7 tapones, 1,3 asistencias y 1,3 robos. Dichos guarismos dejan bien a las claras el tipo de jugador que es Anthony, un jugador total,

Fuente: www.mlive.com
Fuente: www.mlive.com

capaz de aportar en todas y cada una de las facetas del juego y que fue la principal clave para que su equipo se alzara ese año con el título de campeón de la NCAA, cierto es que en la final no tuvo su mejor noche en ataque pero se salió en el aspecto defensivo con 16 rebotes y 3 robos. Termina la temporada siendo galardonado con los

siguientes premios:

·Mejor novato del año NCAA (2.012)

·Mejor defensor del año NCAA (2.012)

·Mejor jugador del año NCAA (2.012)

·1er equipo All-American (2.012)

·Campeón de la NCAA (2.012)

Al término de tan solo su primera temporada en la universidad se declara elegible para el draft de 2.012, cumpliendo todos los pronósticos y siendo elegido en la primera posición, y para redondear un año de ensueño, es todo un privilegiado, ese mismo verano acudiría a los juegos de Londres sin haber jugado un solo partido en la NBA, compartiendo vestuario nada más y nada menos con Lebron James, Kobe Bryant o Carmelo Anthony entre otras súper estrellas del combinado americano. Davis parece ser uno de esos pocos jugadores que parecen estar tocados por la varita del éxito ya que tan solo a sus 19 años iba a colgarse su primera medalla de oro y entrar en la NBA por la puerta grande.

ETAPA NBA

Su estreno en la mejor liga del mundo fue ante toda una franquicia histórica de la liga, los San Antonio Spurs de Duncan, Parker o Manu Ginobili entre otros. Ese día Davis hace su carta de presentación con un buen partido en el que logra 21 puntos y 7 rebotes, pero no puede evitar la derrota de su equipo. Al siguiente partido sufre una conmoción cerebral al chocar con Austin Rivers, dicho encontronazo lo aparta varias semanas de la pista pero a su vuelta se marca una exhibición en la victoria de su equipo ante los Bobcats, Davis, aporta en todas las facetas del juego demostrando a todos que también en la NBA puede ser ese jugador completísimo que dominaba todos los aspectos del juego como lo fue en el baloncesto universitario.

Fuente: www.nba.com

Sus números esa noche así lo acreditan: 23 puntos, 11 rebotes, 5 tapones, 2 asistencias y 2 robos. La primera campaña de Davis en la liga estaría marcada por las continuas lesiones, que terminaban de ser muy graves pero que le impedían tener la regularidad deseada. Aun así sus buenas actuaciones lo llevan a participar en el fin de semana de las estrellas, concretamente en el Rising Stars Challenge. Después del All-Star, consigue firmar actuaciones notables, como la que tuvo lugar en un partido contra los Grizzlies, donde consigue su tope personal de rebotes (20 puntos y 18 rebotes), también cabe destacar el partido que le ganan a los Celtics comandados por Kevin Garnett, con una canasta suya a falta de 0,3 para el final.

Fuente: www.nba.com
Fuente: www.nba.com

La temporada terminaría para él el 10 de Abril, tras sufrir una lesión en el ligamento y puesto que su equipo no consigue clasificarse para los playoff, para Davis su primera campaña en la élite había terminado y podemos decir que de forma satisfactoria. A pesar de que a priori todo apuntaba a que Davis sería elegido Rookie del año, la falta de continuidad y la estelar irrupción de un joven base de los Blazers en la liga, Damian Lillard, lo relegan a la segunda posición. No obstante, sus 13,5 puntos, 8,2 rebotes, 1,8 tapones, 1,2 robos y 1 asistencia por noche le valen para ser elegido en el mejor quinteto de los novatos, también lidera la clasificación de los novatos en “dobles-doble” y se gana la comparación por parte de algunos expertos con Lamar Odom, y lo mejor de todo es que la progresión de Davis parece no tener techo, como demostró la pasada temporada donde la mejoría en su juego es notable.

La nueva temporada en Nueva Orleans arranca con un cambio de nombre en la franquicia, pasan a llamarse “Pelicans”, Davis, empezaría el año como un tiro batiendo récords tanto personales como colectivos. Un partido contra los Magics le vale para ser el jugador más joven de la franquicia en lograr más de 25 puntos y 15 rebotes en un partido (26 puntos y 17 rebotes), contra Charlotte bate su marca personal en tapones y robos, dejando ambas

Fuente: www.fox8live.com
Fuente: www.fox8live.com

marcas en seis. Tuvo un gran inicio de año, consigue ser junto a Roy Hibbert los únicos jugadores recientes en poner 8 tapones en dos partidos consecutivos y el 8 de noviembre ante los Lakers, aumenta su tope personal de puntos dejándolo en 32.

De nuevo cuando mejor iban las cosas, una fractura en su mano izquierda se cruza en su camino y lo mantiene lejos de la pista casi dos meses. Vuelve de la lesión como si nunca se hubiese ido, siguiendo su progresión meteórica y batiendo marcas personales. Se marca un auténtico partidazo ante los Warriors con 31 puntos y 17 rebotes, poco después vuelve a marcar un tope personal en rebotes, tuvo lugar el 26 de enero de nuevo ante los Magics, ese día Davis firma 22 puntos, 19 rebotes y 7 tapones.

Sus grandes actuaciones le llevan a estar cerca de llevarse el premio al mejor jugador de la semana en varias ocasiones y cada vez sonaban con más fuerza las voces que pedían a Davis en el All-Star. Sería elegido de nuevo para el Rising Stars Challenge y finalmente tras la lesión de Kobe Bryant también es seleccionado para disputar el partido de las estrellas.  De nuevo tras el fin de semana de las estrellas, Davis sigue mejorando su rendimiento, consiguiendo superarse una vez más, marca un hito en la franquicia en un partido ante los Celtics donde consigue 40 puntos y 21 rebotes, esto le vale para ser el 4º jugador más joven en conseguir estas cifras y el más joven en conseguirlo desde que lo lograra Shaquille O´Neal en 1.993, también supera a Glen Rice en partidos consecutivos anotando al menos 28 puntos, el alero dejaría su marca en 5, Anthony subiría la marca de la franquicia hasta 8.

En el tramo final de temporada sufre una plaga de lesiones continuas que hacen que termine una vez más el curso antes de tiempo, aun así cierra un segundo año espectacular, donde su rendimiento ha mejorado tanto que queda 3º en el galardón al jugador que más ha progresado en la temporada, sus números mejoran de forma sensible y los deja en: 20,8 puntos, 10,1 rebotes, 2,8 tapones, 1,6 asistencias y 1,3 robos.

Fuente: www.foxsports.com
Fuente: www.foxsports.com

Además de quedar tercero en el premio anteriormente mencionado, sus buenas actuaciones le valen para ser en máximo taponador de la liga y para convertirse en el jugador más joven de la historia de la NBA en promediar más de 20 puntos y 10 rebotes. Para redondear esta buena campaña, Davis ha conseguido colgarse su segunda medalla de oro con la selección americana, y en esta ocasión no ha sido un jugador de los últimos en la rotación como ocurrió en Londres, esta vez ha sido uno de los referentes en del equipo, que con las bajas de Paul George, Kevin Durant entre otros, para algunos ya no partían como principal favorito, pero que de mano de Irving, Faried y Davis han demostrado al mundo lo equivocados que estaban.

Ya para terminar decir que esta temporada que está a punto de comenzar puede ser en la que definitivamente Davis se convierta en una verdadera estrella a pesar de su juventud, cierto es que tiene todos los ingredientes para serlo, también que sus números la temporada pasada fueron espectaculares, pero a nivel colectivo le falta ser el auténtico líder de su equipo, el que consiga llevarlo a la lucha final por el anillo y es que a un jugador de sus cualidades se le pide eso, que esté entre los mejores, que su mera presencia convierta a su equipo a favorito para jugar playoff, y Davis es uno de esos jugadores que lo tienen todo para conseguirlo, está llamado a ser la gran estrella de la liga en los próximos años, y parece ser que ya está preparado para empezar a demostrarlo por eso podemos decir que el futuro crack de la liga ya ha llegado.

 

[slideshow_deploy id=’3479′]

 

Artículo escrito por: Juan Espejo  En Twitter: @Juanespejo_21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *