Ya tenemos final, y siento envidia de Lituania

Ya tenemos final, Lituania se ha pasado por la piedra a Serbia, en un partido más lleno de errores que de aciertos, pero lleno emoción y pasión.

La verdad, me alegro que la finalista sea Lituania, es más, desde hace muchos años es una de las pocas selecciones que sigo, y eso que Lituania me pilla algo lejos de Barcelona, pero tienen algo que simplemente me causa envidia, y que a la vez me encanta y me entusiasma.

fuente: www.lithuaniatribune.com
fuente: www.lithuaniatribune.com

Ese algo es que Lituania es como yo, porque Lituania vive, respira, transpira Baloncesto,  un país entero, en que el deporte principal es esta maravillosa droga que nos proporciona a los adictos el balón naranja.

Un país, que a diferencia del nuestro, se parara por completo para ver el partido, que gritara al unisonó cada

Fuente: www.nytimes.com
Fuente: www.nytimes.com

triple, cada canasta de su equipo, que se lamentara con cada canasta del rival, un país que durante 40 minutos…vivirá parado y pendiente de un balón naranja, de su equipo, y eso, lo comparo con nosotros y me da envidia.

Envidia porque aquí, si estornuda Ronaldo o Messi, saldrá antes en los medios que la final, porque aquí, a excepción de unos cuantos frikis, el país no se parara para sentarse en frente del televisor para ver el partido.

Me encantaría estar el domingo, a las 19:00, a la hora del partido, en Vilnius, en Kaunas, en Klaipeda o en cualquier punto de la geografía lituana, eso sí, cualquier punto con bar, y televisor, porque estaría en un país, de gente a la que le apasiona exactamente lo mismo que a mí, un país que es adicto a la misma droga que yo, un país que se mete el baloncesto en vena, que lo vive, que lo respira, que lo transpira.

Y no nos engañemos, todos los que amamos el baloncesto, todos los que lo vivimos, lo respiramos, lo transpiramos…en el fondo…querríamos ser el domingo, lituanos, porque son lo que nos gustaría ser, ojala nosotros como pais tuviéramos la mitad de amor y respeto que Lituania le tiene al baloncesto y no como aquí, en que el baloncesto es un producto de tercera.

Fuente:
Fuente:

Me encantaría el domingo, estar en ese bar, sentado en medio de gente vestida de verde, de gente que vive, respira y transpira baloncesto, tomándome unas cervezas con ellos, y tomándome unos vodkas bien para celebrar la victoria, bien para olvidar la derrota, pero lo que tengo claro, es que ojala fuéramos como Lituania, y el baloncesto fuera algo que la inmensa mayoría, viviésemos, respirásemos y transpirásemos.

Pero por desgracia, no estaré en ese Bar, ni en un país que viva, respire y transpire baloncesto…y no estar en un país así…me genera una sana( o quizás insana) envidia

 

[slideshow_deploy id=’4821′]

 

Artículo que no se de que es, si opinión o de envidia, escrito por Jordi Perramón alguien a quien le encantaría que su país sintiera lo que siente Lituania por el baloncesto, en twitter: @guguseti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *