Rob Karl Kurz, un chico de Notre Dame

El 5 de marzo de 1985 , nació en Filadelfia, Pensilvania, nuestro protagonista de hoy, un jugador, con una excelente mano desde la línea de 3 pero que a diferencia de otros interiores con buena mano, no le hace ascos a “pegarse” y al “trabajo sucio “ en la pintura.

6486389_600x338

Nuestro protagonista de hoy es una petición de un lector, y nosotros, si podemos, tratamos de satisfacer a nuestros lectores, asi que nuestro pivot es: Rob Karl Kurz, un pívot que mide 206 y que ha desarrollado parte de su carrera en nuestra liga, la ACB, aunque sus inicios no fueron evidentemente en España, sino en sus Estados Unidos natal.

Su highschool fue Penn Charter , donde en su año junior consiguió unas estupendas medias de 18 puntos y 12 rebotes, que en el año sénior se fueron a los 8.5 y 12 rebotes, eso  le abrió las puertas de la universidad y su periplo universitario se desarrollo en la Universidad de Notre Dame, en su año freshman sus números fueron de 1.4 puntos y 1.1 rebotes, sus números de sophomore mejoraron hasta unos 6.4 puntos y 5.1 rebotes, durante su año junior promedio 12.6 puntos y 8 rebotes para finalmente en su año sénior acabar promediando 12.5 puntos y 7.1 rebotes, pero no fueron suficientes para convencer a ningún equipo de la NBA para que lo drafteara en el draft del 08, pese a eso, consiguió entrar en la mejor liga del mundo, y fue de la mano del equipo con el nombre mas poético de toda la NBA, los guerreros del estado dorado, los Golden State Warriors de Oakland, con los que llego a disputar 40 encuentros durante la temporada 08-09 y sus medias fueron de 3.9 puntos y 2 rebotes, tras su etapa en los Warriors intento hacerse un hueco en la NBA tanto en los Cavaliers como en los Bulls, pero fue algo que no consiguió, y acabo yéndose jugar la NBDL, a las filas de los Fort Wayne Mad Ants, donde consiguió unas espectaculares medias de 17.5 puntos, 10.1 rebotes y 1.5 tapones por noche.

Durante el 2010 disputo diversas ligas de verano, y en una de ellas lo descubrieron los técnicos del CB Granada, que decidieron traerlo a la ACB , donde se adapta con facilidad, y consigue buenas medias, con 13.9 puntos y 9.1 rebotes, pero tras 17 partidos, Kurz se declara en rebeldía, argumentando que el granada no ha cumplido con sus obligaciones monetarias, debido a impagos de su salario, y pese a que los andaluces se niegan a darle la carta de libertad, ficha por el Arltand Dragons de la liga alemana (BBL).

En julio de 2011 vuelve a España, en este caso a las filas del UCAM Murcia, pero en febrero de 2012 abandona Murcia para enrolarse en las filas del SLLUC Nancy Basket de la liga francesa, en diciembre de 2012 el Fuenlabrada lo incorpora a sus filas hasta el final de temporada, ya que el jugador estaba sin equipo tras hacer la pretemporada con los Boston Celtics

Kurz, como decíamos, es un jugador con buena mano, que no rehúye el trabajo sucio, inteligente y que sabe moverse por la pista, eso le permite hacer bueno números, y eso le ha permitido hacer unos promedios en ACB de 11.2 puntos (con un 37% en triples), 6.7 rebotes, 0.9 recuperaciones, 1.2 tapones y 1 asistencia para una valoración media de 12,9, sin duda unos números más que interesantes, y que deberían atraer a más de un equipo.

Fuente: www.court-side.com
Fuente: www.court-side.com

Pero también es cierto, que la pista de Kurz se pierde, y según me llegan rumores por twitter, parece que nuestro jugador, se caso con un rica heredera, y decidió retirarse del baloncesto, un puntos que seguiremos investigando y del que cuando descubramos algo os informaremos puntualmente.

Aunque lo que si es cierto, es que hemos encontrado este video, de su boda, y aunque este no es un blog rosa, creo que si puede ser representativo ver los mejores momentos de la misma (si le dais a este link lo vereis)

 

Artículo escrito por Jordi Perramón en twitter @guguseti

2 comentarios sobre “Rob Karl Kurz, un chico de Notre Dame

  • el marzo 10, 2014 a las 9:21 am
    Permalink

    En su paso por Granada es cierto que demostró buena mano y que no renunciaba a fajarse en la pintura, pero los buenos números que hizo, que le llevaron a liderar varios capítulos estadíticos de la ACB, se basaron en jugar exclusivamente para él y en que Kurz gastaba un sinfín de balones para conseguirlos. De ahí que el equipo no ganaba un partido.

    Respuesta
    • el marzo 10, 2014 a las 10:51 am
      Permalink

      muchos jugadores, muchas veces, juegan para su estadística, olvidándose de jugar en equipo, normalmente, eso hace que el equipo, no funcione demasiado bien, pero vaya, Kurz no es un mal jugador, y creo que en fuenlabrada guardan un buen recuerdo de él, quizás esa situación de impagos también influyera en que el jugador buscara “mejorar” su estadística personal, para poder “venderse”mejor a otros equipos, pero vaya, eso es solo una suposicion

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *