Los Telegramas del Sábado. Jornada 27, 2016-17

No es lo mismo intensidad que tensión. Mientras que el diccionario define la intensidad como vehemencia, apasionamiento o, de forma más completa, como el grado de fuerza o de energía con que se realiza una acción o se manifiesta un fenómeno, para definir tensión el diccionario es más preciso: estado anímico de excitación, impaciencia, esfuerzo o exaltación producido por determinadas circunstancias o actividades. Por eso,  al acabar el segundo partido de la final de la Eurocup, cuando te preguntas por lo qué has visto o lo qué ha influido más en el juego y si ha sido la tensión o la intensidad la que ha definido el partido para Unicaja, la respuesta es que no tienes clara la respuesta.

jornada 27

Porque la tensión del primer partido de la serie dio la victoria al Valencia, haciendo del marcador el resumen más claro del partido, 35 a 35 al descanso, para demostrar que la final se jugaría en un palmo de terreno muy estrecho, aquel que marcase Valencia, cómo y cuándo quisiera, tras haber ganado cuatro veces a Unicaja, incluidas las dos de la Liga Endesa. Sin embargo, esa misma tensión con la que se fueron los toronjas de Valencia se transformó en tensión, llamémosla negativa, para agarrotar las piernas de unos jugadores, que siempre habían jugado fluido durante toda la competición hasta que se jugaron el ser o no ser en el tercer partido contra Hapoel. Pedro Martínez pensó que allí donde la tensión extrema había funcionado eficazmente, también lo haría con Unicaja… hasta ayer.

La intensidad con la que un equipo afronta los partidos le puede hacer ser mejor de lo que ha sido hasta el momento y creérselo hasta el punto de permitir que sus jugadores jueguen con el desparpajo con el que lo hacen en los entrenamientos a poco que las cosas funcionen y el acierto corresponda las ganas que le pongan. El baloncesto está lleno de partidos así, donde las cenicientas de grupo o los tapados ganan campeonatos por el simple hecho de que el acierto no desmerece la intensidad. El público de Unicaja y Plaza llenaron los depósitos de los jugadores y estos correspondieron jugando para la galería su mejor baloncesto. La intensidad les produjo la tensión, esta vez positiva, necesaria para igualarse a su contrincante y ganar. Están jugando una final y no se merecían menos.

La tensión según se manifieste en el jugador y, por extensión en el equipo, hace ganar o perder partidos, según sea positiva o negativa, pero la intensidad siempre te hace ganar, incluso cuando los últimos tres minutos del partido que estás jugando sean para tirarlos a la basura y borrarlos del pendrive donde se esté grabando el partido, caso de Unicaja ayer. Y, al igual que en un pendrive no se puede romper una parte y en un partido tampoco, es la intensidad total final la que cuenta, a fin de cuentas, valga la redundancia, esta también se define como el grado de energía eléctrica que se manifiesta en un cuerpo, y que puede llegara a ser de alta tensión como la de Unicaja hace unas horas, y la tensión también se define como la cantidad de energía eléctrica que se transmite a través de un conductor en un segundo, haciendo que, cuando es excesiva, salte el diferencial del cuadro eléctrico y la energía no llegue al centro de mando del jugador toronja.

En el apartado televisivo-multimedia: la fortuna de que TVE se hiciera con los derechos de retrasmisión de los partidos del Valencia Basket en Eurocup, auspiciados por el interés del máximo accionista toronja, Juan Roig Alfonso, que siempre ha querido que el baloncesto fuera en abierto, recordemos que él fue el máximo impulsor para sacar la ACB del Canal Plus hace unos años, unido a que hayan llegado hasta la final y esta sea contra Unicaja, dan aire a una ACB que no tiene nada de audiencia. Suerte para el aficionado, que vio como el baloncesto fue secuestrado y que no puede permitirse el indecente precio que marca el monopolio Movistar+, porque está viendo unos partidos extraordinarios.

Clasificación de los partidos. Pendientes del resultado: partido sin interés o decidido, al que hay que echar un ojo al marcador de vez en cuando por si salta la sorpresa. Fundamental: partido interesante que hay que ver si es posible. Indispensable: partido que no hay que perderse.

Un partido el sábado y los demás el domingo. Descansa UCAM Murcia y se aplazan los partidos de Unicaja y Valencia.

El sábado:

Herbalife Gran Canaria – FC Barcelona Lassa: a las 19.00. Tras la nueva incorporación a la directiva y la victoria sobre un irreconocible Maccabi, el Barça afronta un test real contra un equipo que lo hizo de fabula la jornada pasada frente a Zaragoza. Interesante. Fundamental.

El domingo por la mañana a las 12.30.

Divina Seguros Joventut – Rio Natura Monbus Obradoiro: los gallegos vienen de ganar al Madrid y de descansar la semana pasada y Joventut ganó al Betis y llenó de incertidumbre al entrenador hispalense, Tabak, durante la semana. Son dos equipos muy parecidos y con ganas, unos de seguir por la senda marcada por Moncho Fernández y los otros por la de Diego Ocampo, que no lo está haciendo nada mal tras su etapa en Estudiantes. Indispensable.

MoraBanc Andorra – Movistar Estudiantes: los andorranos se desinflan cada vez más en cada partido y, a la espera de que lleguen los partidos definitivos para la clasificación para los playoffs, todo parece indicar que hibernan. Estudiantes está en una línea muy interesante este año, dispuestos a asaltar el principado. Parece fácil en teoría, pero hay que jugar. Fundamental.

Baskonia – Real Betis Energía Plus: los vitorianos son demasiado rival para un Betis que, o le da una alegría a su entrenador Tabak o se lo cargan definitivamente. Pendientes del resultado.

El domingo a las 13.00.

Iberostar Tenerife – Tecnyconta Zaragoza: muy difícil contra el hasta ahora líder, muy difícil para unos maños que están en caída libre. Pendientes del resultado.

El domingo a las 18.30.

Montakit Fuenlabrada – Real Madrid: la visita a Fuenlabrada siempre ha sido complicada para cualquier equipo, pero útilmente están muy desinflados, sin embargo, Madrid está caótico con uno picos de falta de concentración muy elevados. Podría saltar la sorpresa. Pendientes del resultado.

Orofino33

En twitter @orofinosincausa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *