James Gist con licencia para matar…el aro rival

Hay nombres, jugadores que son sinónimo de competición europea, es más hay jugadores que relacionas automáticamente con la mejor competición europea que existe, la Euroliga, y sin duda James Clugh Gist III, James Gist para los amigos, es uno de esos nombres, un jugador con licencia para matar…el aro rival.

james gist,pao,euroliga,euroleague,dunk,mate
fuente: 247sports.com James Gist dispuesto a “matar” el aro rival

Pese a ser jugador americano James Gist no nació en USA sino en Adana, Turquía, y lo hizo un 26 de octubre de 1986, se trata de un polivalente jugador que podríamos decir es capaz de desenvolverse en casi tres posiciones, de 3, de 4 y de 5 aunque para nuestro entender su mejor rendimiento lo obtiene jugando de ala-pívot, de 4 ya que es ahí donde saca el máximo potencial a sus 206 cm y 107 kg y donde su físico privilegiado hace más daño.

james gist, pao,panathinaikos,euroliga,heba,acb
fuente: ekathimerini.com James Gist destrozando el aro rival

Pese a nacer en Turquía James Gist empezó a jugar al baloncesto en Wheaton, Maryland, en las filas de su High School, la Our Lady of Good Consei, donde promediaría en su año senior unos brutales 19.5 puntos, 10.3 rebotes y 3.5 tapones por partido, y donde conseguiría el récord histórico de tapones con su equipo, con más de 300 tapones colocados.

Tras sus impresionantes números fue reclutado por la Universidad de Maryland donde pasaría toda su etapa universitaria.

Lo cierto es que ya desde el primer año disfruto de una buena cantidad de minutos en los Terrapins (17.2 min en su primer año), esa primera temporada sus medias fueron de 6.2 puntos, 3.9 rebotes, 0.5 asistencias y 1 gorro por noche.

En su segundo año subió a 22.1 min y sus números crecieron hasta los 8.4 puntos, 4.8 rebotes, 1.2 asistencias y 1.6 tapones.

james gist,pao,euroliga,euroleague, panathinaikos
Fuente: solobasket.com James Gist metiendola para abajo

En su tercera temporada su juego dio un salto de calidad pasando a jugar casi 27 min por noche y sumando 12.6 puntos, 7.2 rebotes, 1.3 asistencias, 2.1 tapones por partido, en su año senior sus números aumentaron aun un poquito más, llegando a 15.9 puntos, 7.9 rebotes, 1.4 asistencias, 2.3 tapones.

Si miramos en global en su etapa universitaria los números de James Gist son de 10.9 puntos, 6 rebotes, 0.9 robos, 1.8 tapones.

Estos números le permitieron presentarse al draft de 2008 donde fue escogido en segunda ronda, posición nº 57 por los San Antonio Spurs, aunque lo cierto es que no llego a firmar nunca contrato con el conjunto tejano.

James Gist no entro en la NBA y decidió dar el salto a Europa, firmando por el Angelico Biela de la Lega italiana donde promediaría en 2008 – 09 12.5 puntos y 6 rebotes por partido.

Al año siguiente James Gist se pasa a la liga rusa, algo que hace del Lokomotiv Krasnodar, equipo con el que llegaría a disputar 3 partidos de la Eurochallange con promedios de 8 puntos y 6 rebotes.

En la temporada 2010 – 11 se marcha a la liga serbia y lo hace de la mano del KK Partizan equipo con el que conquista liga adriática, liga serbia y copa serbia y con el que también debuta en la euroliga, promediando en 14 partidos 11.4 puntos, 6.9 rebotes, 1 robo, 1.6 asistencias y 1 tapón

Tras su exitosa experiencia en Serbia James Gist salta a la liga turca, y lo hace bajo el manto de uno de los grandes equipos otomanos, el Fenerbahce de Istambul, por desgracia James Gist quedaría cortado tras dar positivo en un control antidoping (un análisis que le habían hecho en un partido entre Partizan y Hemofarm) por cannabis.

Cortado por los turcos James Gist se enfundo la camiseta verde de Unicaja en 2012, con Unicaja jugaría 12 partidos y lo cierto es que su rendimiento fue bastante flojo, tan solo 4.9 puntos, 3.2 rebotes, 0.7 asistencia,0.3 robos, 0.4 tapones para una valoración media de tan solo 1.9, eso sí aprovecho su paso por la ACB para ganar el concurso de mates imponiéndose a jugadores como Marcus Slaughter o Tomas Satoransky.

Tras 13 partidos con los verdes de Unicaja James Gist entro en un intercambio con los verdes de Panathinaikos, que enviaron a Andy Panko a Málaga.

La verdad es que nada hacía pensar que Gist funcionara en el Pireo, pero lo cierto es que hoy se ha convertido ya en un jugador clásico del conjunto ateniense y uno de los más queridos por la alocado y ruidosa afición del PAO.

Tras estar prácticamente cada año cambiando de equipo y de país James Gist encontró en Grecia su lugar para jugar al baloncesto, y en el PAO su equipo perfecto ya que desde 2012 está en el roster del equipo.

Con el Pao ha promediado en la liga griega (históricamente) 9.2 puntos, 4.7 rebotes, 1.1 asistencias, 1 robo, pero tiene temporadas con 19 puntos de media por partido.

Si miramos números veremos que ha disputado la Euroliga en 8 ocasiones acumulando unas medias de 9.2 puntos, 4.5 rebotes, 1 robo, 1.1 asistencias y 0.7 tapones por partido, números que no están nada mal ya que los consigue con un 53.5 % de efectividad en tiros de 2 y un 34.4% desde el triple.

Si miramos su palmarés veremos que este es tremendo ya que colecciona ligas, copas:

¿En que destaca James Gist?

La verdad es que Gist destaca sobre todo en tener un físico privilegiado, algo que con el paso de los años cada vez es menos, pero sigue siendo una autentica bestia parda.

Sus brazos larguísimos y su capacidad atlética son brutales, no tiene grandes movimientos al poste, pero si le cuelgan un balón ahí arriba y él se encarga de cogerlo y meterla para abajo.

Es un jugador peligroso en el pick&roll y en jugadas en que solo tiene que recibir y anotar, además de eso suma capacidad para atacar desde el bote, con el tiempo ha ido mejorando su juego de cara al aro y es capaz de anotar incluso desde el triple, el problema es que muchas veces su selección de tiro es…anárquica por no decir pésima.

james Gist,Pao,Panathinaikos,euroliga,euroleague,heba,grecia
fuente: Baltimore Sun

Quizás debería cargar un poquito más el rebote ofensivo ya que con su potencia física y viniendo muchas veces desde lejos del aro podría capturar algunos más, aunque lo cierto es que lo carga y consigue rebotes ofensivos, pero debería hacerlo con mayor intensidad.

Irregular desde el tiro libre, sus medias desde la distancia no llegan al 70% de acierto algo que penaliza un poquitín su juego ofensivo.

En defensa hablamos de un jugador duro e intenso, que sabe aprovechar su físico y su potencia para defender, difícil de superar al poste bajo, sus largos brazos y potencia de salto le convierten en un jugador que intimida bastante y que, aunque quizás no consiga muchísimos tapones si obliga a variar muchas trayectorias en los tiros, algo que hace que la efectividad de sus rivales disminuya.

Mi opinión sobre James Gist

Con James Gist tengo un sentimiento dividido, cuando le da por hacer lo que sabe hacer, me encanta, lo encuentro intenso, divertido de ver jugar (se pega unos mates llenos de potencia y plasticidad), incluso cuando selecciona bien sus tiros de lejos es un jugador divertido de ver.

James Gist,Pao,Panathinaikos,euroleague,euroliga,heba
fuente: youtube

Pero el problema es cuando se “anima”, no cuando se anima porque las enchufa sino cuando sin meterlas se anima a tirar, siendo capaz de hacer una selección de tiro más mala que una película de Ed Wood.

Le he visto partidos en que se ha tirado 3 o 4 triples prácticamente consecutivos, sin mover el balón y que no se han acercado al aro ni por aproximación, esa pésima selección de tiro lastra su juego, un juego que cuando se acerca al aro para mi gusto mejora.

Si es cierto que no tiene una gran variedad de movimientos ni una técnica exquisita, pero cuando se va al poste suele tener ventaja física contra los cuatros rivales, unos cuatros o incluso treses a los que es difícil por no decir imposible pararle.

En el poste bajo saca ventaja de su físico y de su potencia y la verdad le he visto hacer más de un traje ahí, pensemos en los 27 puntos que le metió en 2015 al Karisyaka en euroliga o los 11 rebotes que capturo en 2016 ante el anadolu Efes.

Siempre he pensado que a Gist le falta un puntito más para llegar a ser un jugador dominante, quizás le falte un punto de consistencia en su juego, algo que le haga ser más regular, pero lo cierto es que el día que juega centrado y concentrado puede hacerte un estropicio de los gordos.

El problema es que es un arma de doble filo, porque si bien en un día “tonto” te la puede liar, también es cierto que en un momento “tonto” se la puede liar a su equipo, tirándose 3 o 4 tiros consecutivos que no vienen a cuento.

Pese a todo eso sigue siendo uno de esos jugadores que se ha convertido en todo un clásico de la Euroliga, un jugador que asociamos desde hace ya 5 temporadas tanto al sonido de la euroliga como al color verde del PAO

 

 

Artículo escrito por : Jordi Perramón  en twittter( @guguseti)

Culpable de cosas como www.pivotworld9.com

del blog www.cosasdejordi.com

Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com para el FC.Barcelona 

Creador y presentador del podcast Flagrant Foul y de Vasketball con V

;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *