EN LA TEMPORADA PERFECTA: “LOS INTERIORES QUE PASARÁN A LA HISTORIA”

El curso baloncestístico 2.014/15 ha llegado a su fin, con la recién terminada final de la ACB conquistada por los blancos en el Palau blaugrana, por la vía rápida (3-0), el conjunto merengue ha cerrado un año que ya está en la historia de la sección. Cuando quizás parecía que el proyecto “Laso” estaba liquidado, la imagen de Pablo Laso saliendo hace aproximadamente  un año en silla de ruedas de la pista barcelonesa expulsado por los árbitros, parecía poner punto y final a una etapa de juego brillante pero con la sensación de haberse quedado a las puertas de algo muy  grande dos veces consecutiva.  Un golpe bastante duro en la moral del aficionado merengue, que empezaba a dudar de que el técnico vitoriano fuese el idóneo para capitanear la nave en la temporada que precisamente se celebraba la Final Four en Madrid.

Fuente: www.blogdelrealmadrid.com
Fuente: www.blogdelrealmadrid.com
El primer AS del poker, la supercopa

A la sensación de derrumbe después de la Final Four de Milán, (las secuelas se vieron en los playoffs donde los blancos sudaron tinta china ante el Unicaja en semis y terminaron sucumbiendo  1-3 ante F.C Barcelona, que demostró haberse repuesto mejor de “su mazazo” en F4, siendo superior en casi todos los aspectos del juego al Madrid, sobre todo el mental) hay que unirle la marcha a la NBA de uno, por no decir su principal baluarte, Nikola Mirotic, la también salida de jugadores importantes como Tremmell Darden al Pireo y Dontaye Draper a Anadolu Efes. Para terminar un verano movidito la secretaría técnica merengue prescindía de los ayudantes de Laso, Hugo López y Jota Cuspinera, todo parecía que le estaban abriendo la puerta de salida de par en par al bueno de Pablo.

Pero comenzó el nuevo curso, Tabak y Chus Mateos llegaban para complementar el estilo de Laso, los fichajes fueron llegando y no ilusionaban a casi nadie, así fueron firmando a el Chapu, Maciulis, KC Rivers, Facu… hasta que por fin y casi sobre la bocina, después de un buen mundial, el Madrid se hacía con los servicios de Ayón, cuyos derechos en Europa eran precisamente del máximo rival. Con la confección de la nueva plantilla hay un pequeño cambio de estilo, sin perder su seña de identidad, los blancos añadían a su juego un plus de como diría Nocioni y que siempre recuerda el mítico Romay, en rusticidad, agresividad defensiva, saber bajarse al barro cuando la situación lo requiriese, cosa para las que gente como Ayón, Maciulis y sobre todo Andrés Nocioni son expertos. La llegada de Tabak también ha sido un soplo de aire fresco para que los interiores merengues cobraran algo más de protagonismo en ataque que en años anteriores.

Es por esto que echando la vista atrás a lo largo del año, a pesar de que gente como Llull, Carroll, Chacho o Rudy han sido muy importantes en este histórico “póker” a un servidor le queda la sensación que uno de los factores diferenciales que ha ayudado al equipo a subir el último escalón a la gloria ha sido la mejoría tanto ofensiva como defensiva de los interiores merengues, y es eso lo que brevemente me dispongo a hacer, analizar su temporada en unas pocas líneas.

· Salah Mejri: El tunecino ha sido quizás la gran decepción de la temporada, tras un primer año de adaptación donde

Fuente: www.blogdebasket.com
Fuente: www.blogdebasket.com

dejó cositas interesantes de cara al futuro, tras una pretemporada bastante prometedora donde parecía haber progresado en su juego, ha ido disminuyendo su presencia a lo largo del año, incluso perdiendo su sitio en lasconvocatorias a mitad de temporada en detrimento de Slaughter, a final de año con la pésima forma física de Bourousis recuperó algo de presencia en pista pero nunca llegó a ser el pívot intimidador que se esperaba de él. Solo en el encuentro de liga regular ante el Barca en el palacio dejó ver de los que puede ser capaz, ese día se marcó un buen partido con 11 puntos (5/7 en tiros de campo 71% de acierto) 4 rebotes y 2 asistencias para un total de 15 de valoración.

·Ioannis Bourousis: La temporada del griego ha ido de más a menos, llegó tras un buen papel individual en el Mundial con Grecia, aprovechó esa inercia para convertirse en un referente la primera parte de la temporada, precisamente es uno de los jugadores claves en la final de la supercopa cuajando una gran actuación ante el FCB, 17 puntos (80% en T2, 4/5, 75% en T3, 3/4) capturando 3 rebotes para un total de 16 de valoración. Progresivamente fue perdiendo protagonismo en roster merengue. La  irrupción de Slaughter y el asentamiento de Ayón en el puesto de cinco le relevan a las última opción de Laso en el juego interior, incluso llegando a perder su sitio en las convocatorias en los playoffs por el título. A pesar de en general mala temporada, el bueno de Bou puso su granito de arena con su gran actuación en la supercopa.

Fuente: www.euroleague.net
Fuente: www.euroleague.net

·Marcus Slaughter: El californiano ha vivido quizás su año más complicado de blanco, a principio de temporada parecía no contar apenas en los planes de Pablo Laso, lejos de bajar los brazos y darse por vencido, el bueno de “Masacre” siempre confío en sus posibilidades, y cuando todo parecía que en navidades su destino era Tel-Aviv, tomó la decisión de quedarse y pelear por sus minutos. Como dijo en una entrevista justo después de alzar la Euroleague él quería ganar la Copa de Europa con el Real Madrid. Fue a raíz de top-16 cuando su suerte cambió, con su aparición desde la primera jornada del mismo el equipo encontró el equilibrio defensivo que necesitaba y desde entonces se convirtió en un jugador clave para la rotación interior madridista. Lejos de destacar por sus estadísticas personales, Marcus se ha hecho su hueco con intensidad atrás, su capacidad de defender casi a cualquier jugador, ya sea el base más habilidoso o el pívot más alto, sus ganas en el rebote ofensivo etc… no se vosotros pero yo personalmente no entendería a un Real Madrid campeón de Europa sin los “intangibles” que te da Slaughter.

Fuente: www.solobasket.com
Fuente: www.solobasket.com

·Gustavo Ayón: El Titán de Nayarit estaba llamado a ser el jugador referente esta temporada, y a pesar de un inicio irregular, debido a unas molestias en el hombro y a algunos problemas personales, la mejor versión del mexicano se ha hecho esperar. Sus estadísticas generales quizás no sean abultadas en lo general (7 puntos y 5 rebotes para un total de 10 de valoración personal en ACB y 8,1 puntos, 4,5 rebotes, 1,9 asistencias para un 11,7 de valoración en Euroleague), lo bueno de Gustavo ha sido cuando han llegado los días claves, ahí siempre ha dado un paso al frente y ha cumplido con creces, siendo sin lugar a dudas pieza clave del equipo en todos y cada uno de los cuatro títulos. Tuvo buenas actuaciones en Supercopa y Copa del Rey ante el Barca (en ambas superando los diez puntos de valoración personal, 8 puntos, 2 rebotes y 2 robos para un 11 de valoración en Supercopa y 10 puntos, 7 rebotes para un 13 de valoración en la Copa del Rey). Pero sería en el último tramo de la temporada donde el Titán se convertiría en un jugador decisivo y capital para el equipo, tanto que fue elegido MVP de la primera jornada de los cuartos de final ante el Efes gracias a sus: 14 puntos (5/7 T2), 10 rebotes, 4 robos y 1 tapón para un total de 29 de valoración. Pero sin lugar a dudas, su gran noche con la camiseta blanca sería en la semis de Final Four, donde su exhibición ante el Fenerbahce de Obradovic, el MVP Bjelica o Vessely daba alas a los merengues en pos de su novena Copa de Europa, esa noche el Titán fue más Titán que nunca, dominando la pintura de principio a fin como lo confirman sus 18 puntos (8/11 T2), 7 rebotes, 6 asistencias y 3 robos para un 30 de valoración, su mejor partido de blanco que dejaba a los suyos en las puertas de la gloria que alcanzarían dos días después. Sin lugar a dudas Ayón ha sido uno de los pilares básicos de Laso y se ha ganado con creces la confianza depositada en él a principio de temporada.

·Felipe Reyes: Poco podemos decir ya del capitán del Madrid que no hayamos dicho, a sus 35 primaveras y tras la salida de Mirotic, el cordobés ha variado su rol de las últimas campañas de sexto hombre de la plantilla al de cuatro titular, y ese puesto se lo ha comido con patatas como todo lo que hace Felipe, a base de huevos y calidad. Pieza

Fuente: www.vavel.com
Fuente: www.vavel.com

fundamental en todos los éxitos de esta campaña, y es que a su tercera o cuarta juventud se ha colado en el mejor quinteto de la Euroleague (10,7 puntos, 5,1 rebotes y 1 asistencia, 13,3 de valoración), en el mejor quinteto de la ACB, a la postre también sería elegido MVP de la competición doméstica (12 puntos, 5 rebotes, 15 de valoración, y todo eso en tan solo 20 minutos de media en la cancha lo que le da mucho más mérito). El pívot natural de Villanueva de Córdoba aparte de sus buenas actuaciones en general a lo largo del año, ha tenido días “d” donde se ha convertido en el principal referente del equipo, y curiosamente casi siempre en partidos importantes donde había mucho en juego como por ejemplo:

-vs Unicaja, donde el liderato de la liga estaba en juego, ese día Felipe se salió con: 21 puntos, 4 rebotes y 26 de valoración.

-vs Valencia Basket, en el tercer partido de semis con empate a uno en la serie: 21 puntos, 5 rebotes, 28 de valoración.

-vs F.C Barcelona, en el primer partido de la final, donde todos sabemos la importancia de golpear primero, Felipe volvió a aparecer ese día: 12 puntos, 6 rebotes, 15 de valoración en un partido igualado que se resolvió al final.

Partidos claves donde Reyes ha demostrado ser el líder del Madrid, quizás su único lunar fue la Final Four donde ninguno de los dos días consiguió hacer un buen encuentro, algo que no mancha para nada su excepcional temporada, y seguramente esa “anécdota” sea la que le sirva al veterano capitán del Madrid de motivación de cara a la próxima temporada, ser el MVP de una final Four, seguramente sea de las pocas cosas que le queden por conseguir al capitán blanco.

·Andrés Nocioni: El Chapu vino a Madrid para los días grandes, para marcar la diferencia en las grandes citas y sobre todo para ganar la Euroleague, y punto por punto ha ido cumpliendo todo lo que se había propuesto para este año, seguramente ni el mismo Nocioni se esperaba que todo saliese tan a la perfección, y mucho menos cuando un inicio irregular de temporada tanto del equipo como suyo personalmente, hacían dudar a muchos (hasta él mismo reconoció no sentirse al nivel de sus compañeros en una entrevista a la tele del Real Madrid) de que el argentino fuese capaz de volver a ser el jugador que fuera años atrás.

Fuente: canchallena.lanacion.com.ar
Fuente: canchallena.lanacion.com.ar

Sinceramente un servidor no tuvo duda alguna sobre el Chapu, del que siempre se ha declarado fan y si de algo se arrepiente es de no haber podido disfrutar antes de este pedazo de jugador en  su equipo. Y entonces llegaron las grandes citas, y es cuando llegó ese argentino con mala leche a comerse la pista, a tirarse por el suelo por cada bola dividida como si de un junior de 35 tacos se tratara. El primero en sufrirlo fue el barca en la final de copa del Rey, una actuación colosal, sobre todo en defensa, con creo recordar 5 tapones, aunque las estadísticas le dan 10 puntos, 7 rebotes y 4 tapones. Ese día su garra y rusticidad cambiaron el signo del partido intimidando a los interiores blaugranas y dejando de cara la final. Y así nos vemos en la Final Four, en semis el Chapu es clave secando y desquiciando el MVP y con todo y con eso  tuvo tiempo para hacer 12 puntos y capturar 6 rebotes para un 18 de valoración, gran actuación ensombrecida por el partidazo de Ayón. Pero ya estaba donde había soñado, y ese día no iba a dejar que nadie le robara el protagonismo, ni Rudy, ni LLull ni el mismísimo Spanoulis.

Fuente: elpais.com
Fuente: elpais.com

Ese día se comía las uñas esperando su turno y cuando peor estaba el equipo, él y Maciulis acudieron al rescate, entonces, con otro de sus espectaculares tapones, esta vez le tocaría sufrirlo a Peetway la dinámica del choque cambió, y el partido se convirtió en otro distinto. Cuando por última vez se sentaba en el banquillo a gritos de “MVP, MVP…” lo hacía habiendo cerrado el partido con uno de sus triples marca de la casa y con 12 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones, que obviamente le hicieron merecedor del MVP. Un mes después hacía lo propio en el Palau blaugrana cerrando el histórico póker con otra gran actuación: 11 puntos y 6 rebotes, volviendo a cerrar el partido con un triple marca de la casa. Chapu vino para esto y lo ha conseguido, lo que también se llevara es el cariño de una afición que le adora y el honor de estar en la historia del rey de Europa, disfrutemos de este genio el tiempo que le quede.

En definitiva, después de veinte largos años el Madrid ha vuelto a reinar en Europa, muchas cosas han cambiado en este deporte, pero si hay algo que no varía, que siempre se mantiene fijo es la importancia de tener jugadores interiores que influyan y que sean fundamentales en el equipo, aquel equipo que ganó en Zaragoza tenía a dos de los mejores pívots de la historia del baloncesto europeo, Sabonis y Arlauckas que formaron una pareja temible en su época. Quizás en este Madrid de Laso no haya dos jugadores tan dominantes y decisivos como aquellos dos, pero tras tres años de búsqueda este Madrid de ahora, ha encontrado un juego interior sólido tanto en ataque como en defensa, que ha sido pilar importante en esta temporada que pasará a la historia del baloncesto europeo y mucha culpa de todo esto la tienen los Ayón, Felipe, Nocioni, Slaughter etc… ellos son los pívots que pasarán a la historia.

 

[slideshow_deploy id=’3479′]

 

Artículo escrito por: Juan Espejo Armero           En Twitter: @Juanespejo_21

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *