El «nosotros» gana a los «yoes» en este mundial

El mundial de baloncesto de este 2019 es sin duda el de las sorpresas por un lado y el de la confirmación por otro.

Es el de las sorpresas porque nadie, absolutamente nadie esperaba no que una sino dos de las máximas favoritas (USA y Serbia) se quedaran fuera de la lucha por las medallas, y es la confirmación que esto no es un juego de acumulación de nombres de talento, sino un juego en que gana (o pierde) el equipo.

Fuente ecodiario.es los «yoes» no pueden con el «nosotros»

Los cuatros semifinalistas, España, Argentina, Australia y Francia tienen algo en común, juegan, piensan, actúan como un bloque, como un equipo, en todos el juego no gira sobre el “yo”, gira sobre el nosotros.

Nosotros defendemos juntos, como bloque (y ahí el mayor ejemplo seguramente sea España con una defensa maravillosa), nosotros atacamos juntos (y ahí quizás el mejor ejemplo sea el juego ofensivo de Australia donde gran variedad de jugadores generan para sus compañeros (Ingles, Bogut…), nosotros somos bloque compacto (como Argentina), nosotros somos equipo y talento (como Francia).

En baloncesto, el “yo” no suele ir unido al éxito, al menos el “yo” en baloncesto FIBA, ya que la riqueza táctica y la variedad defensiva hacen más fácil diluir el “yo”, en cambio el “nosotros” es mucho más difícil de parar, y si ese “nosotros” es la suma de muchos “yoes” con talento entonces ves cosas maravillosas.

fuente 20 minutos Nadie esperaba que no solo una, sino las 2 grandes favoritas…cayeran, «yoes» contra «nosotros», gano el «nosotros» en ambos casos.

Cosas como la forma de repartir juego de Ricky Rubio o Campazzo, la forma de generar de Ingles, la capacidad defensiva de Gobert, el talento para enchufar de Patty Mills, Fournier o De Colo, el trabajo oscuro de Claver o Dellavedova, el talento nato de “abuelos” como Bogut o Scola, todo eso puesto al servicio no del “yo”, sino puesto al servicio del “nosotros”, del equipo.

Es por esa razón que las dos grandes favoritas se han quedado fuera, porque tienen muchos “yoes”, pero ninguno puesto al servicio del equipo, USA ha jugado a yo me la pillo yo me la casco, y eso funciona cuando eres terriblemente superior al resto, pero si el resto es solo un poquito peor en talento que tu…pero lo tiene bien organizado…simplemente te mata.

Serbia ha sido un poquito ¾ de lo mismo, con el añadido (curioso para ser Serbia) que les ha faltado algo que siempre les ha sobrado…alma, carácter, cohesión, y en eso sin duda gran parte de culpa ha sido de Djordjevic, que no ha sabido dar forma a una selección balcánica que por talento individual y potencia física debería haberse plantado en la final haciendo las cosas medio mal (lo mismo Popovich y su equipo, por físico y talento haciéndolo medio mal deberían estar en la final).

Pero para poder llegar a eso, Serbia y USA deberían haber hecho lo que ha hecho España, Argentina, Francia y Australia, y eso es pensar en el “nosotros” y olvidarse de los “yoes”.

En semifinales tenemos a los 4 mejores equipos de esta competición, y lo son porque lo han demostrado, 4 equipos que son grandes equipos porque han puesto el talento de cada jugador al servicio de su selección, que cuando hay que ir al barro, se bajan al barro y se ensucian, que cuando hay que bajar el culo…lo bajan, que cuando hay que generar en ataque generan para el equipo y no para su estadística personal.

España es seguramente la que mejor defiende, la más difícil de superar, ya que muerde con ganas, Argentina va al compas del tango que manda un Campazzo maravilloso al que acompaña en su baile un Scola que deberíamos clonar para seguir disfrutándolo 39 años más.

Francia es talento y trabajo apartes iguales, con Fournier reventando aros con sus tiros y un Gobert que no solo es inmenso sino que esta inmenso, Australia es para mi gusto quien mejor juega en conjunto, con una defensa dura y un ataque con mil combinaciones posibles y todas buenas, con Mills de estilete, con Ingles de generador y Bogut pidiendo también hora para que lo clonen y lo sigamos disfrutando.

Por fin en un mundial veremos un campeón y un subcampeón en que el importante no es X jugador, el importante es el equipo, porque si, seguramente una o varias acciones de un partido las decidirá un “yo”, pero el partido, el conjunto del partido, lo ganara un “nosotros”, un “nosotros” que trabajará para que en el momento preciso, ese “yo” pueda aparecer y dar la puntilla a su rival.

Nos quedan unas semis, un tercer y cuarto puesto y una final…para disfrutar del juego de 4 equipos que como equipos son de largo los mejores de la competición, y que por concepción del juego…me encantan, y me encantan porque han puesto todos sus “yoes” al servicio de cada uno de sus “nosotros” y eso amigos míos…es baloncesto del bueno (o como mínimo…a mí me lo parece)

Articulo escrito por Jordi Perramon Xinxola podies seguirme en twitter en @guguseti, pero será bajo vuestra estricta irresponsabilidad: Culpable de cosas como www.pivotworld9.com del podcast Flagrant Foul y de los blogs www.cosasdejordi.com donde cuento cosas mías (raras para variar), www.marjordiviajes.wordpress.com donde explico nuestras aventuras por el mundo o si os gusta mover el bigote www.restaurantesenlosquehemoscomido.wordpress.com donde podies encontrar sitios donde comer bastante bien, soy ademas (o era) Corresponsal de www.fiebrebaloncesto.com pels parten los partidos del FC.Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.