A’ja Wilson, el as de Las Vegas

Tras una mágnifica etapa universitaria en las Gamecocks de Carolina del Sur, con un título de la NCAA incluído (2017) y un gran número de premios individuales conseguidos, A’ja Wilson era la gran favorita para llevarse el honor de ser la número 1 del draft de la WNBA en 2018. Esa elección correspondía a Las Vegas Aces, un nuevo equipo surgido del traslado de San Antonio Stars a la “capital del entretenimiento”, que como era esperado escogió a Wilson como uno de sus referentes para su primera temporada en la liga.

El proyecto liderado por el mítico ex-jugador de los Detroit Pistons Bill Laimbeer empezó la temporada con un balance de 0-4, si bien tuvo que afrontar sus primeros partidos sin otra de sus piezas clave, Kayla McBride. La primera victoria en la corta historia de las Aces en la WNBA llegó el pasado 1 de junio en el Mandalay Bay ante Washington Mystics. En ella tuvo mucho que ver la gran actuación de Wilson, que marcó la diferencia con 26 puntos y 12 rebotes. Pero no solo sus números indican el importante papel de la pívot en el primer triunfo de su equipo, sino el hecho de que tomara las riendas en los momentos decisivos, con las Mystics a tan solo 4 puntos en el inicio del último cuarto, si en ese momento Washington hubiera llegado a ponerse por delante seguramente hubiera terminado por ganar el encuentro, pero fue en esos instantes clave cuando Wilson tuvo la determinación de llevar a su equipo hacía la victoria, siendo la líder que su estatus de número 1 del draft le exige.

Y es que pese a que Las Vegas Aces ocupan actualmente el penúltimo puesto de la clasificación con una sola victoria y cinco derrotas, Wilson se ha situado como una de las máximas anotadoras de la WNBA 2018 con un promedio de 21 puntos por partido tan solo por detrás de cuatro grandes estrellas de la liga como son Tina Charles, Breanna Stewart, Skylar Diggins-Smith y Brittney Griner. También ocupa el octavo lugar en la clasificación de máximas reboteadoras con un promedio de 7.7, el mismo que la gran jugadora de Los Angeles Sparks, Candace Parker.

 

a'ja wilson
fuente detroit bad boys

En cuanto a las Aces su juego mejora con el paso de los partidos y parece que solo les falta crecer como equipo, ser más sólidas y convertir el Mandalay Bay en su fortín. Son cosas que solo el tiempo y la suma de partidos pueden conseguir, pero nadie duda de que cuentan con mimbres suficientes para convertirse en un buen equipo de la WNBA.

 

Artículo escrito por Sandra Nuñez, en twitter @Sandy_NM , especialista en baloncesto femenino, colaboradora en diversas webs y creadora de sandysport.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *